scorecardresearch

Existen cuatro denuncias por pinchazos de sumisión química

Teresa Roldán
-

Todas las analíticas de los jóvenes afectados evaluadas en la provincia albacetense este verano resultaron negativas a alguna sustancia estupefaciente, según la Subdelegación

Imagen de archivo de la Zona de copas de la capital repleta de personas. - Foto: Rubén Serrallé

Desde el pasado puente de la festividad de la Virgen de Agosto hasta ahora son cuatro las denuncias de jóvenes albacetenses que se han presentado en la Comisaría de la Policía Nacional de Albacete por sospecha de haber sido víctimas de un pinchazo de sumisión química.

Según informó a este diario el subdelegado del Gobierno de España en Albacete, Miguel Juan Espinosa, las analíticas de los cuatro jóvenes denunciantes han dado un resultado negativo a alguna sustancia estupefaciente.

 Dos de las víctimas de esta forma de violencia recibieron sendos pinchazos fuera de la geografía provincial, en Andalucía y en una provincia de Castilla-La Mancha, mientras que las otras dos se han producido en la geografía provincial. Todos ellos materializaron sus denuncias en la Comisaría de la Policía Nacional.

«La sumisión química mediante un pinchazo es inviable», así de rotundo se manifestó el jefe del Servicio de Neurología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, el doctor Tomás Segura, que reiteró que «con una inyección intramuscular en un instante no se puede inyectar la suficiente cantidad de una droga que sea capaz de producir una sumisión química, algo que si es posible vertiendo una sustancia en una copa».

No obstante, el doctor Segura aclaró que es evidente ante el número de denuncias que se están produciendo que está habiendo pinchazos y que son las personas jóvenes las que los están sufriendo. «Lo que si que puede hacer el pinchazo es transmitir enfermedades, y por tanto que una gracieta de gamberros, puede dar lugar a un problema de salud a la persona que pinchan. Es una gracia absurda que puede condicionar la vida de la persona que resulta pinchada y también puede condicionar la vida del agresor porque si es pillado en el momento de la acción está cometiendo un delito».

(Más información en edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete: (https://latribunadealbacete.promecal.es))