scorecardresearch

«Derogación o no derogación, lo importante es el modelo»

EP / LT
-

El presidente de Castilla-La Mancha insiste en que es importante que ese modelo salga «cuanto más consensuado mejor» porque así tendrá «más permanencia en el futuro»

«Derogación o no derogación, lo importante es el modelo» - Foto: Javier Pozo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se pronunció esta mañana al respecto de las negociaciones sobre la reforma laboral, asegurando que, más allá de aludir al término 'derogación', lo importante es avanzar las conversaciones para por fin poner en marcha un nuevo modelo de «relaciones laborales».

Hizo estas declaraciones durante un acto empresarial en la ciudad de Toledo. Gacía-Page señaló que ese es el debate, «sencillo», y «todo lo demás» como recurrir a uno u otro apelativo son «absurdeces».

En este punto, sí reclamó delante de representantes del sector empresarial que este nuevo modelo sea «cuanto más consensuado mejor», ya que así «más permanencia tendrá en el futuro».

También reivindica ese consenso para la Carta Magna, ya que de lo contrario «daríamos la razón a los independentistas», apuntó, alegando que «utilizan la Constitución y el cargo que les autoriza para atacarla», algo que tacha de «inmoral».

El «ombliguismo» de la M-30. Precisamente en esta misma semana Page se tendría que haber reunido con otros presidentes autonómicos en Santiago de Compostela para hablar de financiación autonómica, una reunión que se ha aplazado para próximas fechas. Ahora la cita de estos ocho presidentes autonómicos será el próximo 23 de noviembre. El presidente de la Junta lo defendió como una reivindicación de las comunidades autónomas contra el «ombliguismo» que a su juicio existe desde la M-30 hacia Madrid en el Gobierno estatal.

Señaló que ahora el objetivo es que la información regional «penetre en Madrid», para lo cual la cita del 23 de noviembre será «muy importante». «Que no tenga que salir un diputado por Teruel para decir que hay provincias que van a desaparecer», lamentó García-Page.

Los presidentes autonómicos que se reunirán en esa 'cumbre' serán los de Galicia, Castilla-La Mancha, Asturias, Cantabria, Extremadura, Aragón, La Rioja y Castilla y León. Todos coinciden en reclamar un sistema de financiación que no solo mire el número de habitantes sino otras cuestiones que hacen que se incremente el coste de los servicios públicos como la dispersión geográfica o el envejecimiento. 

Page reivindicó la necesidad de que «Madrid se asome al resto de España y el resto de España tenga su reflejo en Madrid». Recordó que, en la actualidad, las competencias más importantes como las de Sanidad, Educación o Servicios Sociales, corren a cargo de las comunidades autónomas. Espera que la reunión del 23 de noviembre contribuya dar voz a «una España plural» .