scorecardresearch

Arroyo cree que Levante no conseguirá cambiar el Plan del Tajo

L.G.E.
-

"El margen de maniobra es poco, nadie entendería que hubiera cambios de lo que se ha aprobado en el Consejo del Agua con amplísima mayoría", apunta el consejero de Agricultura

El consejero reunió ayer al Comité de Dirección de Agricultura en un cigarral de Toledo. - Foto: Javier Pozo

Había una canción popular que decía lo de 'San Isidro Labrador, quita el agua y pon el sol', pero con el Cambio Climático no hace falta pedir mucho sol a estas alturas del año y tampoco hay que ir escatimando con el tema de las lluvias. Un día después del patrón del campo, el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, quiso felicitar a todos los agricultores y ganaderos y comentó que "celebrar San Isidro es celebrar un poco Castilla-La Mancha, somos una comunidad muy rural, muy agraria". 

En cuanto al sol, Arroyo sabe que vienen días con altas temperaturas, que podrían afectar al cereal. "Espero que refresque próximamente", expuso. El consejero recordó que había una situación muy complicada en febrero por la falta de precipitaciones, que se resolvió con las lluvias de marzo y abril. "Han hecho que la tierra este húmeda", explica, "espero que el calor de estos días no afecte a la cosecha prevista de cebada y trigo, que esperamos que sea normal". 

En cuanto al agua, subrayó que "cada gota es un tesoro en nuestra tierra". Por eso reivindica que el 63 por ciento de la superficie que se riega en Castilla-La Mancha se hace por goteo, que precisa de menos volumen de agua. Calcula que desde que es consejero de Agricultura, el Gobierno regional ha invertido 185 millones en obras de regadío. "Es la inversión más grande que ha habido nunca en materia de regadío en Castilla-La Mancha", aseguró.

Hablando de agua, mira también al Levante, que está redoblando sus presiones para modificar el Plan del Tajo. Arroyo respeta que hagan manifestaciones para defender sus intereses, pero no cree que vayan a dar mucho resultado. "El margen de maniobra es poco, nadie entendería que hubiera cambios de lo que se ha aprobado en el Consejo del Agua con amplísima mayoría", apuntó. Arroyo recuerda que este Plan del Tajo incorpora caudales ecológicos en el Tajo por Aranjuez, Toledo y Talavera y los eleva. Asegura que el nivel que se ha puesto en Aranjuez, justo antes de que llegue el agua contaminada del Jarama, va a permitir tener un "río vivo". Además recuerda que para el Levante hay infraestructuras como las desaladoras, que "es garantía suficiente para que siga adelante la agricultura".

Arroyo destacó que en esta planificación hidrológica «se ha tenido en cuenta a Castilla-La Mancha». Reconoce que para esta región a veces es muy difícil influir en determinadas cuestiones y valora que ahora se ha conseguido: «En materia de agua, me atrevería a decir que es la primera vez».