scorecardresearch

«El hilo conductor es el desastre de Teutoburgo»

Antonio Díaz
-

Manuel Cebrián Abellán presenta hoy, a las 19 horas, en Librería Popular, su última novela, Germania. El amargo despertar de Roma

Manuel Cebrián Abellán presenta hoy, a las 19 horas, en Librería Popular, su última novela - Foto: Arturo Pérez

Manuel Cebrián Abellán presenta hoy, a las 19 horas, en Librería Popular, su última novela,  Germania. El amargo despertar de Roma, en un acto en el que estará acompañado, entre otros, por Cristina González y Joaquín Casanova. El autor comentó a La Tribuna de Albacete las singularidades de esta obra, finalista del octavo Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica, en el año 2021, última edición convocada.

Una nueva novela histórica.

Sí, creo que es la sexta novela histórica. Ese es mi perfil literario y desde el minuto uno cogí esta senda de escribir novela histórica, porque creo que aporta mucho al lector. Para el autor es muy trabajoso y para el lector es una ventaja, de una manera cómoda, novelada puedes conocer un momento histórico, sin necesidad de someterte  a lecturas  de tipo técnico o ensayos. 

¿Algún período en el que se sienta más cómodo?

A mí me apasiona la época romana, con todas las ventajas e inconvenientes que tiene estudiar períodos históricos tan lejanos en el tiempo, que no hay tantos antecedentes para poder sacar unas conclusiones tan claras como en los siglos XVI, XVII, en los  que posiblemente más cómodo me encuentre, porque son los que más he tocado. Voy oscilando, especialmente el siglo XVII me gusta mucho.  

Una obra finalista en un certamen muy importante. 

Sí, fue finalista de la última edición del octavo Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica, en el año 2021. Se presentaron 222 novelas y quedó entre las cinco primeras. Se editó la ganadora, pero otra editora, que ha hecho una edición fantástica, Mira Editores, de Zaragoza, la ha publicado a renglón seguido.  Bueno, esta novela arranca con ese perfil, de una obra que ya ha sido valorada y espero que los lectores refrenden la opinión. 

Se sitúa en la época del  desastre de Teutoburgo.

La obra arranca en el año nueve de nuestra era. De Roma siempre hemos escuchado todas las grandezas, éxitos, realizaciones y legado, pero a mí también me ha apasionado mucho, y por eso decidí construir esta novela, la capacidad de Roma de sobreponerse a las dificultades que siempre tuvo, sobresaltos que poco menos le llevaron al borde del abismo, incluso, en determinados momentos, al borde de la desaparición y uno de esos desastres, un sobresalto tremendo, tanto es así que cambió su perfil de actuación, fue el desastre en los bosques de Teutoburgo. En una emboscada perdió tres legiones y eso le hizo, no cuestionarse la capacidad de reacción, que fue muy rápida, pero sí el planteamiento de expansión. Prácticamente, a partir de ese momento histórico, del año nueve, cambió la política romana para recomponer esa idea de expansión permanente a la del atrincheramiento generalizado del imperio.  

Todo eso se cuenta a partir de cuatro personajes. 

Es la primera obra en la que utilizo cuatro voces narrativas, que se van alternando. El hilo conductor de la novela es el desastre de Teutoburgo, todo pivota alrededor de ese acontecimiento histórico, pero contado a través de personas de las capas sociales más bajas, el ejército, comerciantes y sirvientes romanos, no desde la óptica de los grandes dirigentes, Tiberio, Germánico, Varo, ni siquiera Augusto, lo hago desde las capas más a raíz de suelo, que vivieron el desastre de Teutoburgo en primera persona.  

 ¿Con las vidas de esos protagonistas que se entrelazan?

Todo está hilvanado, personajes que, en principio parecen dispersos, arrancan como si no tuvieran nada que ver unos con otros, pero a lo largo de la narración se van encontrando y se van entrelazando sus vidas, con muchas  tramas y subtramas. Es la novela más complicada que he escrito, con distintas ópticas, soldados, centuriones, comerciantes y sirvientes, con historias que se van entrelazando y todos desembocan en Germania, en el núcleo del desastre que se produjo en el año nueve.  

¿Cuánto tiempo le ha llevado la obra?

Han sido más de 10 años. Comencé en 2012, con el armazón y la trama general, pero la paré  y en lo años posteriores la fui cerrando, aunque por medio escribí otras dos novelas, y cuando he tenido claro cómo debía ser construida, ya en 2020, la saqué del armario para presentarla en ese premio literario. Sinceramente, como lleva tanto tiempo en construcción, está muy trabajada y es con la que más satisfecho estoy y creo que es muy atractiva para el lector. 

ARCHIVADO EN: Novela, Roma, Albacete, Zaragoza