scorecardresearch

La Junta creará la Medalla a las Víctimas del Terrorismo

L.G.E.
-

Está recogida entre las acciones de sensibilización que recogerá la futura ley, con dos condecoraciones, uno para las víctimas del terrorismo y otro por su defensa y atención

El último 11 de marzo se descubrió una placa de homenaje a las víctimas del 11-M en la estación de Guadalajara - Foto: Javier Pozo

Castilla-La Mancha tendrá una ley específica para el Apoyo, Asistencia y Reconocimiento a las Víctimas del Terrorismo. El Gobierno ya ha elaborado un borrador que en estos momentos está en fase de información pública. Según se recoge en ese texto, la Junta se obliga a conceder «distinciones y honores tanto a las personas víctimas del terrorismo como a instituciones que se hayan distinguido por su defensa». Y lo concreta con dos condecoraciones. Una será la Medalla  a las víctimas del terrorismo y otra a la defensa y atención de las mismas. 

La ley aclara que estas condecoraciones no tendrán contenido económico y que no se podrán entregar a «quienes hayan mostrado comportamientos contrarios a los valores representados en la Constitución o en el Estatuto». Es más, por este mismo motivo la concesión de la medalla podría ser revocada. 

En el capítulo de actividades de sensibilización la Administración tendrá que promover e impulsar «actos públicos de homenaje, recuerdo y reconocimiento a las víctimas del terrorismo», especificando que debe contar con la presencia de las víctimas y su testimonio directo.

La normativa también se fija en los actos que podrían hacerse precisamente en el sentido contrario. Por eso la ley obliga a la Junta a adoptar «las medidas necesarias para la defensa de la dignidad de las víctimas, manifestando su oposición a cualquier acto o símbolo vejatorio o de humillación para las víctimas o de exaltación u homenaje a terroristas».

Para fomentar el movimiento asociativo, el Gobierno establecerá un plan anual para el apoyo económico y técnico destinado a las asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo con implantación en Castilla-La Mancha. Entre las condiciones, se establece que tengan su domicilio social en el ámbito territorial de la región o bien a la acreditación de incluir, entre sus miembros asociados, a víctimas que hayan sufrido acciones terroristas y tengan vecindad administrativa en la comunidad.

en las aulas. Hay otro capítulo de la ley que habla de la prevención y que pone el foco en la educación en valores para la paz y la convivencia. De manera específica la Consejería de Educación tiene que implantar en el currículo contenidos educativos referentes a la historia del terrorismo, el fomento de la consideración hacia las víctimas del terrorismo y el rechazo a la violencia terrorista. En este punto se contempla la colaboración y participación de las víctimas con sus testimonios.  

Como víctimas la ley reconoce a las personas fallecidas o que han sufrido daños físicos y/o psíquicos como consecuencia de la actividad terrorista, los secuestrados, los amenazados, sus hijos, cónyuges o personas con quienes conviviesen de forma permanente.