scorecardresearch

Lomana achaca la petición de su dimisión a "unos traidores"

Ana Martínez
-

El diputado nacional resta importancia a la carta enviada al comité nacional de garantías de Vox y dice que son «disidentes» que no han visto cubiertos sus intereses personales en el partido

Rafael Lomana, responsable de la gestora provincial de Vox y diputado nacional de este partido por Albacete. - Foto: Arturo Pérez

El diputado nacional de Vox por Albacete y cabeza visible de la gestora provincial, Rafael Lomana, ha asegurado a esta redacción que el partido político en este territorio goza «de una salud magnífica» y ha restado importancia a la petición de dimisión que se ha enviado al comité de garantías nacional de Vox que, según sostiene Lomana, «no ha tenido conocimiento de la misiva, según me han trasladado dos de sus miembros».

En declaraciones a este diario a propósito de la carta enviada por Luis Miguel Cortijo Aroca al comité de garantías de Vox España, en la que se pide la destitución en bloque de la gestora provincial del partido y apartar a Rafael Lomana en las próximas listas electorales, el interpelado considera que esta información «no tiene fundamento» ni está contrastado que esté respaldada por medio centenar de afiliados. «Esto lo ha firmado una sola persona que dice hablar ¿en nombre de quién», se pregunta Rafael Lomana, que insiste en que el partido de ultraderecha goza de una «salud magnífica, de una estructura magnífica y de una humanidad magnífica».

«La carta es basura informativa y una falacia absoluta», opina el diputado nacional de Vox por Albacete, que atribuye el envío de esta carta y la petición de dimisión al «despecho de ciertas personas» que en su día se acercaron al partido «buscando ciertas cosas personales que no han conseguido» y, por ello, «escriben una carta que no responde a la realidad de Vox en Albacete», afirma.

Rafael Lomana insiste en preguntar «¿quién pide mi dimisión», le insta a demostrar el respaldo de ese medio centenar de personas al escrito enviado a Madrid y, en cualquier caso, «estamos hablando de 50 personas descontentas, como las puede haber en cualquier partido, frente a casi 400.000 habitantes que tiene la provincia de Albacete».

El diputado nacional de Vox por Albacete, que cifra en unos 600 los afiliados al partido en la provincia, quiere dejar claro que desde la gestora provincial «no hemos echado a nadie» e imputa el envío de la misiva pidiendo su dimisión y la de toda la gestora provincial a un grupo de «traidores, desertores y desleales», formado por gente «que ha buscado a este partido por intereses personales, pero no lo ha conseguido».

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)

ARCHIVADO EN: Vox, Albacete, Salud, Madrid