scorecardresearch

La Fiscalía pide a Tendero que pague una multa por agredir a Casañ

JOSECHU GUILLAMÓN
-

El matador reconoció haber golpeado al crítico taurino porque le ha «tratado fatal»

Un instante del juicio contra el torero - Foto: RUBÉN SERRALLÉ

La Fiscalía solicitó ayer una multa de 30 euros para el matador albacetense, Miguel Tendero, por haber lesionado  el pasado 13 de septiembre al crítico taurino del programa La Puntilla de Radio Castilla-La Mancha, Vicente Casañ, después de que éste hubiera realizado una mala crítica contra su persona.

Aunque el torero y su abogado,    Manuel Polo Gregorio, quisieron alcanzar un acuerdo con el crítico antes de la vista, para evitar el juicio, que tuvo lugar ayer por la mañana en el Juzgado de Instrucción 1, éste prefirió seguir adelante con el proceso, aunque no dudó en estrecharle la mano, como gesto de perdón.

La vista comenzó con la declaración de Casañ, que explicó que tras ver una corrida de la Feria en la que participaba Miguel Tendero, dijo en la radio que «estaba oxidadete, porque no torea mucho», aunque afirmó que también había comentado que lo había hecho «con muchas ganas y con mucho valor».

El crítico comentó que a la mañana siguiente recibió un whatsapp del diestro que decía «oxidada te voy a dejar la cara yo a ti», añadiendo un emoticono con un puño y una cara de sorpresa. Casañ añadió que él le contestó y que Tendero le puso «ojalá te vea esta tarde».

En cuanto a la agresión explicó que se produjo en el descanso de la corrida del día 13, cuando él se dirigía al baño, momento en el que apareció el torero y le dio una bofetada. «Le pregunté ¿y esto que es? y me contestó ‘te dije que te la iba a dar’ y me dio otra». Tras esto,  aseguró que «él insistió, pero hubo gente que lo alejó».

El Torero. Por su parte, el matador albacetense afirmó que Vicente Casañ había dicho parte de la verdad y explicó que la agresión no se debía sólo a que dijera que estaba oxidado. «Es una persona que me ha tratado fatal y lleva tres años haciéndolo. Ha sido todo a raíz de algo personal, esto es algo que viene de hace mucho tiempo y ésta es la gota que ha colmado el vaso».

En referencia al mensaje de whatsapp, reconoció que puso «oxidada te voy a dejar la cara yo a ti» a lo que Casañ le respondió «ja, ja... un abrazo». Después Tendero envió «ojalá te vea esta tarde», a lo que Casañ respondió «venga».

Por todo ello, el diestro señaló que «me estaba desafiando».

En cuanto a lo sucedido en la plaza, explicó que se encontró al crítico de casualidad y se acordó de todo. «Le di, pero no fue un hostión fuerte. Yo no le di una segunda, le di entre la oreja y el cuello, como tiene papada. No fue una batalla. Yo me fui solo, no me agarraron».

El torero también hizo referencia al trabajo del crítico para justificar su actitud. «Es un periodista muy faltón, falta mucho al respeto, ninguno de los compañeros le queremos». «Si eso dice en prensa, que no dirá a puerta cerrada». «Algunos ganaderos le quieren hacer algo más».

Por último afirmó que le había pedido perdón  y que él no había pegado nunca, porque no era su estilo.

En sus conclusiones la fiscal pidió una pena de 30 euros de multa por un delito de maltrato sin resultado de lesiones. Por su parte, el abogado de la defensa solicitó la libre absolución y subsidiariamente la pena solicitada por la fiscal, ya que era la mínima, tanto en cuantía, como en duración.