scorecardresearch

"Como caer de un quinto piso"

M.O
-

El albacetense Juanjo Jiménez es uno de los últimos accidentados, una moto se vino contra él y chocaron de frente en el camino de La Bacariza, y ahora espera una intervención por rotura de clavícula, con dos meses de recuperación

"Como caer de un quinto piso"

Pocos ciclistas hay más conocidos en la ciudad por sus viajes a lo largo del mundo que Juanjo Jiménez, un albacetense que no sólo usa el vehículo de dos ruedas en modo lúdico, también para ir y volver al trabajo cada día, aunque precisamente en ese trayecto sufrió el pasado 30 de octubre un serio accidente que le tiene a la espera de una intervención por rotura de clavícula. Ocurrió en el camino de La Bacariza, cuando una moto se vino de frente contra él, que circulaba pegado a la derecha. «La sensación es como si te hubieras caído de un quinto piso, pero ahora estoy bien, esperando la operación, y viendo cómo evoluciona todo; dos meses de recuperación los tendré seguro». Ironizaba ayer Jiménez que este accidente le haya ocurrido cerca de casa,«yo que he estado con la bici  en todas partes, en Alaska, en la Patagonia, en Mongolia... Nunca me ha pasado nada, me ha tenido que pasar en Albacete». Jiménez explicó cómo fue la colisión: «Iba a trabajar en bicicleta como llevo haciendo un montón de años, por mi sitio, circulando por mi derecha, y de pronto me encontré una moto que venía de frente a mí, en sentido contrario. En el carril izquierdo había un coche parado, había una persona fuera, y al esquivar la moto a esta persona fue cuando se vino a la parte derecha de mi carril. En el momento me quedé medio inconsciente, todo lo he recordado unos días después». Jiménez explicaba que es la primera vez que en bicicleta le ocurre algo grave, aunque apuntaba que en Albacete siempre hay riesgos: «he tenido muchas situaciones donde he estado muy a punto de tener un accidente, pero como llevo toda la vida en la bici he podido anticiparme y evitar el accidente; lo típico de ir por un carril bici, cruzar la calle por el paso de bicis, y viene un coche y ves que no se va a parar; la experiencia y la suerte habían evitado cosas así».

TODA LA INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA