scorecardresearch

Page defiende la sostenibilidad pegada al territorio del campo

Hilario L. Muñoz
-

El presidente de Castilla-La Mancha remarca el cambio de mentalidad del sector con su afán por exportar y recuerda que detrás de toda la economía se encuentra la labor de los agricultores y los ganaderos

Page defiende la sostenibilidad pegada al territorio del campo - Foto: Rueda Villaverde

El presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, ha defendido el papel del mundo agroalimentario como "base" de toda la economía, tratando de alejar la imagen que había hacía años de que la economía que se basa en el sector primario es aquella que es de "países subdesarrollados". García-Page, durante la presentación del plan de recuperación pensado para el sector en Fenavin, la Feria Nacional de Vino de Ciudad Real, ha recordado la importancia de la inversión en el sector por el Gobierno de España, ya que es "una decisión política", Europa no obliga a que haya fondos específicos destinados al sector, ha dicho.

En este sentido, García-Page ha señalado que esta inversión es clave que llegue en cantidad, "el máximo dinero posible", y que se aleje de "debates irreales" como el de que el sector es sostenible o insostenible. "Ha habido momentos en que la gente han planteado poco más o menos que el campo no apuesta por la sostenibilidad" cuando "no hay nadie más pendiente del cielo, de lo que va a llover o de que existan fuentes de alimentación, que la gente que se dedica al campo". Lo mismo ocurre desde el punto de vista de la sostenibilidad social, porque el sector agroalimentario se encuentra ligado al territorio.

De hecho, en el marco de Fenavin, señaló la importancia del vino como un sector de modernidad, donde se aprovecha todo el producto. "Se sorprendería la gente lo que está cambiando", apuntando los usos que se dan a las pepitas de la uva o que haya habido un cambio de mentalidad, para que el sector se centre en la exportación. 

Pozos

Por otra parte, el presidente de la Junta de Comunidades ha señalado que se encuentra en negociaciones con el Gobierno de España para "desbloquear un problema histórico como son los pozos del Guadiana". Sin aclarar cuál es la solución propuesta a la situación de los acuíferos, se ha limitado a exponer que a "la chita callando vamos consiguiendo muchas cosas".