scorecardresearch

El año en que Frank Sinatra pudo cantar en la Feria

Jacinto González Gómez
-

La empresa Circuitos Carcellé ofreció en 1966 al Consistorio la posibilidad de incluir a Albacete en la gira del cantante por España

Comunicado de la empresa donde se ofrece al Consistorio la posibilidad de contratar la actuación de Frank Sinatra. - Foto: Archivo Municipal

Parece increíble, pero la oferta para que Frank Sinatra pudiese venir a Albacete en Feria estuvo encima de la mesa de Gonzalo Botija Cabo, a los efectos, alcalde de Albacete desde 1965, gracias a sus servicios al régimen de Franco en la Guerra Civil, después en la División Azul y al frente del Colegio Oficial de Abogados de Albacete.

Y, efectivamente, en comunicado de fecha 9 de julio de 1966, Juan M. Carcellé, propietario de la empresa Circuitos Carcellé, ofrecía al Consistorio albacetense la posibilidad de incluir a Albacete en una posible gira del cantante por España, junto a Charlie Rivel, nuestro payaso universal.

En estas fechas, Frank Sinatra acababa de publicar su disco Strangers in the night (Extraños en la noche), uno de los temas más importantes y celebrados de toda su carrera, por lo que se encontraba en plena cresta de la ola de su carrera musical. España se quería incluir en una gira mundial, a pesar de que pocos meses antes había tenido que salir acompañado de la Policía Militar y multado con 25.000 pesetas y diciendo que «jamás volvería a este país de mierda». El incidente se había producido al final del rodaje de la película El coronel Von Ryan, que se estaba rodando en Málaga. La cosa ocurrió en el restaurante del Hotel Pez Espada de Torremolinos donde al ver una foto de Franco, insultó al régimen, dijo barbaridades sobre España y escupió. Incluso comparó a los policías con la Gestapo, según unos manuscritos del hotel con declaraciones de testigos. Tras el violento episodio, fue condenado por desacato, tuvo que pagar una multa de 25.000 pesetas y fue obligado a abandonar el país, para lo que tuvo que acelerar la grabación de sus escenas en la película de Mark Robson.

Previamente, Sinatra había estado en España en otro rodaje, el de Orgullo y pasión en 1957, y, sobre todo, siguiendo a Ava Gardner, con la que estuvo casado, en muchos de sus devaneos y movidas taurinas y alcohólicas por Chicote y otros afamados hoteles y locales de las noches más selectas de Madrid.

Pero, vamos a lo nuestro, como vemos en el documento que también reproducimos en estas páginas, el empresario Juan Manuel Carcellé ofrecía la posibilidad de buscar fechas en el mes de septiembre para la actuación de Frank Sinatra en la Feria de Albacete; sin embargo, este ofrecimiento ni siquiera fue tenido en cuenta. Aparentemente, ni se llegó a pedir precio por la actuación, ya que la contestación que llegó cinco días después (14 de julio), como también podemos ver, declinó esta posible visita por dos razones: porque ya estaba cubierta la Feria de Albacete y las actuaciones contratadas, siendo esta la razón principal y la segunda causa de la negativa era por la posible carestía de una atracción así, de este enorme nivel, que probablemente se escapaba de cualquier presupuesto de carácter local, aunque no pasa de ser una suposición, ya que en ningún momento vemos cifras de lo que habría costado esta actuación.

Y... ¿quién estaba previsto que actuase en la Feria de Albacete de 1966 cerrando las puertas a Frank Sinatra? Pues aquí tenemos el programa íntegro de actuaciones: Torrebruno, María Dolores Pradera, Los Beatles, pero los de Cádiz, que luego tuvieron que modificar su nombre artístico por el de Los Beduinos de Cádiz, Mara Lasso y, sobre todo Lola Flores y Antonio González (El Pescaílla), su marido.

(Más información en la edición impresa).