scorecardresearch

Haikus del mundo con color albacetense

A.D
-

El gran premio de la decimosexta edición del certamen que convoca cada dos años JAL Foundation fue para María García Ibáñez

María García Ibáñez estudia en el Colegio Don Quijote y Sancho.

La JAL Foundation organiza cada dos años el Concurso mundial de haiku para niños del Mundo, en la decimosexta edición 2019-2020, dedicado a los Deportes. En España, esta modalidad de poesía cuenta con muchos seguidores y en la provincia, en concreto la Asociación de la Gente del Haiku en Albacete colabora con la JAL Foundation en este certamen, que tiene en tierras albacetenses buena parte de los ganadores, entre estos el JAL Grand Prize, que logró María García Ibáñez, de cinco años, del colegio Don Quijote y Sancho de Fuente Álamo, con el haiku La niña corre / no pisa las flores / llega a casa.

La presidenta de la Asociación de la Gente del Haiku en Albacete, Toñi Sánchez Verdejo, comentó a La Tribuna de Albacete que «este certamen de Japan Air Lines Foundation, se celebra cada dos años para niños de todo el mundo, incluso con los haikus ganadores de todo el mundo editan un libro, en el idioma original, japonés e inglés, y aparece el haiku y su dibujo. En concreto en España nosotros, como somos conocidos en este ámbito, junto a la gaceta de haiku Hojas en la acera, colaboramos, sobre todo con la preselección de haikus, que en este año hemos recibido unos 1.500 trabajos, de todas las comunidades».

Recordó la presidenta que «este año no se pudo conocer, además, el resultado del concurso en el tiempo previsto, por eso, incluso nos encargamos de dar el fallo desde aquí, con una preselección de 50 haikus, procedentes de los colegios, y de forma telemática se votó, todo desde luego de forma anónima, con un jurado internacional. Tras el fallo, la organización hizo su consulta correspondiente a Tokio, para coordinar el concurso mundial se confirmaron».

 Recordó Toñi Sánchez Verdejo que son siete grandes premios y 30 más seleccionados y «dentro de este grupo de grandes premios, la ganadora a nivel nacional ha sido una niña de Fuente Álamo, del colegio Don Quijote y Sancho, María García Ibáñez, que tiene cinco años.

El tema era el deporte y el haiku está muy bien, se valoró la espontaneidad. Pero es que, además dentro de esos siete grandes premios, el tercero es de una niña del Colegio Diocesano, Margarita Espín Sola. También de forma individual, Irene Crespo Bertolín y Eva Moreno Gallego, lograron grandes premios, como Lucía Martínez Honrubia, del IES Andrés de Vandelvira. También hay otros ganadores del Colegio Diocesano y otros centros de Albacete».

Edades.

La edad máxima para participar en este certamen de haikus es de 14 años, confirmó Toñi Sánchez Verdejo «y la mínima es la de la ganadora, que tiene cinco años, una edad en la que saben expresarse, como podemos ver en  el que presentó María  García Ibáñez, del Colegio Don Quijote y Sancho de Fuente Álamo, sencillo como corresponde con su edad, pero muy bien construido y valorado».

La labor del jurado, en este certamen internacional, es muy relevante, valora uno por uno todos los trabajos presentados, así como los dibujos que acompañan a las composiciones poéticas y que vienen tanto desde los centros docentes como a nivel individual, con un alto índice de participación, como ocurrió en esta edición en España, con este certamen dedicado al Deporte. Unos poemas que se presentan de forma anónima, ya que el jurado desconoce cuando valora, tanto la procedencia como  el nombre y, confirmó Toñi Sánchez, «como se presentan con un dibujo, en un formato especial que marca la organización, incluye, en la parte de atrás, un sobre cerrado  en el que están todos los datos, de tal forma que no se conoce nada».

En esta edición, además, indicó,    se empezó a valorar en primavera-verano, «pero después lleva todo un proceso de verificación, que pasa por Japón, y se han conocido los ganadores muy recientemente. Incluso, como el concurso es internacional, la organización se encarga de recibir todos los haikus,  que de traducen al inglés y japonés, y ellos van completando lo que es la colección de haikus de todo el mundo, porque participan, podría decirte países desde Suecia a Estados Unidos, pasando por Rusia o España. Luego, en el libro que se publica, aparecen todos los haikus premiados. Nos han dicho desde la organización que se enviarán libros a los colegios porque este años parece que no se podrá hacer una ceremonia de entrega».