scorecardresearch
Javier Ruiz

LA FORTUNA CON SESO

Javier Ruiz


La Meca del Vino

12/05/2022

Ciudad Real y Fenavin se han convertido en la Meca del vino por derecho propio y el trabajo bien hecho. Quién nos iba a decir a quienes vimos nacer la feria hace ahora veinte años que llegaría a ser lo que finalmente ha sido. El gran mercado mundial del vino al alcance de la mano. Un minifitur, donde te encuentras el Pleistoceno, el Jurásico y también lo moderno, claro. Tengo escrito que las ferias sirven para verse cada cierto tiempo y pensar: coño, mira cómo está este y anda cómo la va la otra. El chinchorródromo que cada uno llevamos dentro, inevitable. Pero con total franqueza, Fenavin se ha convertido en el gran bazar del vino, la peregrinación de los hijos de Baco llamados de todo el mundo, como si hubiera que elegir Papa en tres días. Y se elige, se elige… Y se vende mucho vino.
El Papa es Josele, que para eso se lo ha currado estos últimos años porque supo ver que la feria era de un éxito incontestable y apostó por llevarla todavía más alto. Fue Nemesio de Lara en la raya que cruza el siglo XX con el XXI quien la ideó y levantó. Recuerdo algunas conversaciones en las que bromeábamos sobre el monumento que había erigido a los bodegueros, todos ellos o la mayoría de derechas. Pero eso da igual, porque Fenavin no mira el carnet. Fenavin es una de las mayores ferias del vino profesionalizadas y he ahí la clave de su éxito de inicio. Que el profesional ve, compra, vende, cata y encarga. Para quienes somos de aquí, un orgullo como pocos, contemplar Ciudad Real en el Olimpo de un sector que además es tan importante para nosotros. Por eso, mil veces gracias.
Emiliano ayuda y apoya todo lo que puede. La implicación de la Junta es total y con la Diputación van a una sola voz. Eso el sector lo que tiene que ver, valorar y apreciar. El otro día hizo una entrevista con Julia Otero memorable, de las de guardar y coleccionar. Dijo que había sido tocado para ser espía o algo parecido. Emiliano siempre sorprende, da titulares y te saca una sonrisa. Con el tiempo, se me parece más a Bono, pero mejor. Con Sánchez hace equilibrios y malabarismos y abraza su cruz a conciencia. Sabe dónde quiere llevar la barca y el puerto al que pretende arribar. Castilla-La Mancha lleva la voz cantante en Europa con el vino y es muy importante que así sea. Por eso es tan determinante la unión de las administraciones.
Eva Masías fue la alcaldesa perfecta y la mejor anfitriona. Dijo el 7 de enero que se traía al Rey al Ayuntamiento y lo consiguió. Felipe VI podía haberse ido después de visitar Fenavin y, sin embargo, quiso dar un paseo por la Plaza Mayor y acabar en el Consistorio. Lo que no consiga Eva no lo trae nadie. Lástima que su partido vaya hacia abajo y no parece que  levante. Aunque hasta el rabo todo es toro y desde que Arrimadas baila sevillanas y Villacís es sentido común moreno, se abre un resquicio de esperanza. Veremos.
Fenavin es la ONU del vino, un altar a la más grande y mejor industria que hacemos. Somos vid, somos viña, olivo somos. Mediterráneo puro y aire fresco en las sienes. Porque hasta Dios decidió derramarse en vino y dejar dicho que lo hiciéramos en memoria suya. No me fío de quien no bebe o no le gusta el vino. Porque la cultura y la civilización nacen del vino, cuando el hombre se asienta y cultiva la planta. Por mil años más de Fenavin en esta tierra.