Juan L. Hernández Piqueras


Los expertos

30/07/2020

2020 quedará como el año en el que tristemente nos doctoramos en medicina. Pero sería curioso conocer la titulación de muchos de los inefables opinantes que en diversos foros, con especial querencia por las redes sociales, disertan ex catedra sobre todo cuanto se relaciona con el virus, sobre el papel de los científicos, con especial debilidad por el doctor Simón, sobre la evolución de futuras vacunas o de las ventajas e inconvenientes del uso de la mascarilla. Los expertos aciertan o no en sus criterios, pero intentan explicarlos y razonarlos y hasta avisan de sus propias dudas; los nuevos expertos, por el contrario, parecen infalibles y sueltan su opinión con la seguridad del VAR cuando decide sobre una jugada dudosa. Los nuevos expertos convencidos de su razón y posesión de la verdad terminan alineándose en la bandada de irresponsables que ha ido creciendo desde que a finales del pasado invierno estalló la pandemia.
Y así hemos llegado al punto álgido de este triste y extraño verano en el que la única conclusión válida a día de hoy es que en nuestro país parece confirmarse que hay más irresponsables que expertos, por lo menos en epidemiologías de las que ahora habla todo el mundo como si de verdad supieran de lo que va. Antes se decía que todo españolito lleva en su interior un seleccionador de fútbol; ahora descubrimos que no, que lo que lleva cada uno muy dentro de su alma es un verdadero experto en epidemiología con toda clase de respuestas a nuestras dudas y temores sobre la situación. De todas formas no se confundan, hay algo que los distingue: unos, los expertos de verdad, se dedican a luchar contra el virus. Los otros a impulsar su expansión.



Las más vistas