scorecardresearch
Paco Mora

Paco Mora


La Constitución secuestrada

11/09/2021

Y Casado cogió la Constitución, se la metió debajo del brazo y echó a correr. Pero no contaba con la fina vista de Sánchez que enseguida gritó «a ese, a ese, que ha secuestrado la Constitución». Este parece ya el país de arrebatacapas, en el que hay pocas cosas que no sean factibles de ser escamoteadas en beneficio de la mal llamada gobernabilidad. ¡Qué barbaridad! Llevarse el librito de marras y dejar  a don Pedro sin la posibilidad de hacer de su capa un sayo y renovar el Consejo General del Poder Judicial con sus más  fieles servidores y amigotes a gogó…
¿Pero se creía de veras Pablo que la renovación de marras sería cosa de todos los partidos del espectro político? ¿O que se nombrarían los jueces entre ellos a través de sus órganos de gobierno?  Y un jamón con chorreras; la  renovación del Consejo de la Justicia es una cosa muy seria y no se puede permitir que cualquier quídam meta la mano en ella. En ese importante organismo no debe colarse ni un solo miembro que no se incline ante Don Pedro Sánchez El Grande, y por supuesto ningún togado que no esté dispuesto a jurar sotto vocce respeto y obediencia al personaje en cuestión.
Casado El fugitivo, se está convirtiendo en un elemento peligroso, al que hay que atar corto  porque da la sensación de que se ha mosqueado de por dónde van los tiros, y no está por la labor de dejarse manejar ni permitir que el presi haga lo que le rote con algo tan serio como la Justicia. Cuando a Casado le echaron el guante le preguntaron dónde estaba la Constitución y el contestó súbito: «Y yo que sé, hace mucho que no se ve por ningún lado ni se sabe nada de ella», y dando media vuelta echó a andar contoneándose como Anthony Hopkins en la escena final de El silencio de los corderos…