scorecardresearch
Alejandro Ruiz

EL REPLICANTE

Alejandro Ruiz


El día de San Martín

13/01/2022

'A cada cerdo le llega su San Martín', conocidísimo refrán popular con expresa referencia a que cada cual responderá en su momento por los actos cometidos.
El caso es que mientras hablamos de Garzón no hablamos de la inflación, ni del empleo, ni del estancamiento en la recuperación económica. Dentro de lo malo, la realidad es que a Sánchez le va muy bien que solo se hable de Garzón y de los ministrillos floreros de Podemos. Que mientras sigan existiendo estos tipos que meten la pata todo el rato y que no son del PSOE, se siente de alguna forma reconfortado, porque en el fondo le beneficia que parezca que la parte inútil del Gobierno es solo la de Podemos, a la vez que se oculta el debate sobre la crisis económica y sanitaria. Ahora, con cierto retraso, sale Luis Planas a remarcar que están con la ganadería, con los agricultores, con el campo, con los ciudadanos de sentido común, y que es Podemos el brazo tonto de la ley, queriendo dejar claro que se desmarcan de las chorradas que dijo Garzón en el diario británico The Guardian sobre la calidad de la carne en España, «un bulo promovido por el lobby de la industria cárnica», según el propio Garzón.
De todas maneras, el hecho de que Garzón siga siendo hoy ministro de España es responsabilidad exclusiva del presidente del Gobierno. Sobre todo, porque Garzón no ha rectificado ni una sola de sus palabras, se reafirma sistemáticamente en el mismo mensaje y mata moscas con el rabo porque se aburre y no tiene otra cosa que hacer. Es la consecuencia de que se puedan ocupar altos cargos políticos sin estar capacitado, sin tener la menor idea, ni preparación, ni conocimientos, ni formación, ni experiencia laboral, ni recursos intelectuales, ni herramientas emocionales suficientes para dirimir conflictos, para solucionar problemas, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, para administrar dinero público. De ahí las inconveniencias pueriles y los exabruptos, las tonterías recurrentes sin medir las consecuencias negativas que conllevan.
Del cerdo, hasta los andares. Nada mejor que unas buenas carrilladas en reivindicación de nuestra cultura cárnica y gastronómica propia, la de Castilla-La Mancha y la de España. La disección de cada cerdo y cada pieza que extraemos nos sumerge en el deleite porcino del jamón curado, en fresco, en la parrilla, o bien como embutidos. Tradicionalmente era en San Martín de Tours, el 11 de noviembre, la fecha en la que se iniciaba la temporada de la matanza del cerdo. En el medio rural los días de matanza eran esenciales. Eran días festivos en los que toda la familia se reunía para preparar y acondicionar el suministro de carne que tendrían a lo largo de todo el año. De ahí el refrán.