scorecardresearch
Elena Serrallé

Elena Serrallé


¡Oh, Sandy!

10/08/2022

Triunfó con su música, y mucho, más de cien millones de discos vendidos, pero el mundo entero la encumbró y a partir de ahora la recordará como Sandy, quien, gracias a la magia del cine, siempre ha sido y será la eterna adolescente quinceañera que nos encandiló a todos en la mítica Grease. El personaje ganó el pulso a la persona. Sandy se pronunció más que Olivia, a veces esas cosas pasan.
Somos varias las generaciones que sucumbimos a los encantos de la rubia más angelical y cañera al mismo tiempo. Las mismas generaciones que nos desgañitamos dándolo todo cantando, generalmente en ese inglés macarrónico, la banda sonora más bailada en la historia de los bares y de las verbenas y sientiéndonos Sandy por un momento, y riendo, y pasándolo en grande, respetando cuidadosamente una coreografía que llevamos grabada a fuego en el corazón, contoneando los hombros enérgicamente y pisoteando ese cigarrillo en medio de la feria. ¡Oh, Sandy!
Escribiendo estas líneas, que brindo como humilde homenaje a la estrella que hoy brilla más que nunca, se cuela en mi rostro una sonrisa de nostalgia, un guiño a una película que marcó una época y cuyos diálogos sabemos de memoria. Se escapa un suspiro de melancolía y se me inclina la cabeza del mismo modo que lo hace cuando, con una inmensa dosis de cariño, observo algo que despierta mi ternura.
Se ha ido uno de los rostros más dulces de la gran pantalla. Se ha marchado Olivia Newton John, a los 73 años de edad víctima de un cáncer y con su muerte nace el mito.

ARCHIVADO EN: Cine, Cáncer