scorecardresearch
Francisco J. Martínez

CARTA DEL DIRECTOR

Francisco J. Martínez


Antonio López

22/01/2023

Hace unos años, el pintor realista más importante, Antonio López, era un asiduo de la capital albacetense. Eran tiempos en los que el artista de Tomelloso, en colaboración con el Ayuntamiento, creó una cátedra, que se celebró durante varios años, y firmó un contrato con la entonces alcaldesa de la ciudad, la socialista Carmen Oliver, para que una de sus esculturas (El hombre que camina, se denominó) fuera ubicada en algún lugar destacado del casco urbano. Después, con un nexo de unión muy fuerte con Albacete, los políticos del momento -los populares María Dolores Cospedal, al frente de la Junta; Francisco Núñez, en la Diputación, y Carmen Bayod, en la Alcaldía- decidieron crear un proyecto cultural de primer nivel: el Museo de Arte Realista. Para acometer el proyecto, la Diputación adquirió el Chalet Fontecha, sede de la Cámara de Comercio e Industria, en esos momentos al borde de la liquidación. Sin embargo, las urnas dieron un giro al color de casi todas las instituciones y aquel proyecto pionero se esfumó. Antonio López se fue a Almería y el Museo de Arte Realista será inaugurado en aquella ciudad presumiblemente antes de las elecciones de mayo.
Ahora, el pintor tomellosero vuelve a Albacete, de incógnito. La pandemia se llevó la cátedra y la escultura está sin fecha de colocación. Pero parece que el Ayuntamiento quiere iniciar un nuevo proyecto en el edificio del Banco de España junto con Antonio López. De momento, todo son incógnitas, porque no se dio ni una explicación. Al menos, si se acomete ese proyecto, habrá que esperar que las cláusulas del contrato con el artista sean mejores que las del anterior y se cuente con los pintores locales, que los hay y de gran calidad en la ciudad y en la provincia, y hoy tenemos un buen ejemplo con la exposición antológica de Juan Amo.