scorecardresearch
Editorial

El coronavirus todavía precisa mantener alta la guardia

-

Los datos sobre el coronavirus que de forma semanal ofrece la Consejería de Sanidad nos recuerdan que todavía es preciso mantener alta la guardia frente al Covid-19, sobre todo en este mes de agosto, el de las vacaciones por excelencia y también el de la celebración de numerosas fiestas patronales en muchas localidades de la provincia, con el consiguiente aumento de población en un lugar determinado. Las cifras del Gobierno regional indican que en la provincia de Albacete, en la última semana de julio, se contabilizaron 390 nuevos casos en personas mayores de 60 años -ya saben que desde hace unos meses sólo se ofrece el dato de este grupo de población-, que los hospitales albacetenses tienen ingresados 71 pacientes con Covid en cama convencional y tres en la unidades de cuidados intensivos, mientras que se contabilizan ocho fallecidos más, el peor de todos los datos, que también recogen que 13 centros sociosanitarios de la provincia tienen casos confirmados por coronavirus entre los residentes.

Es evidente que, como ya indicaron expertos en la materia, el coronavirus llegó para quedarse entre nosotros y, por este motivo y por las cifras antes indicadas, es preciso seguir las recomendaciones que realizan las autoridades sanitarias y extremar las medidas de protección, tales como el lavado de manos con jabón o solución hidroalcohólica, el uso de mascarilla, el mantenimiento de la distancia de seguridad, dar preferencia a encuentros al aire libre, saludar evitando el contacto cercano, taparse con el codo al toser o estornudar, usar pañuelos desechables y desinfectar las superficies, mientras que en espacios interiores es importante mantener una ventilación constante y utilizar la mascarilla cuando se comparta dicho espacio con personas no convivientes.

Además de todas estas medidas, es preciso no olvidar la vacunación, que todavía se lleva a cabo, como corrobora la inoculación de 600 dosis en la última semana en la GAI albacetense, tanto para recibir dosis de refuerzo como para completar la pauta. En este sentido, es preciso animar a la población con menor edad, porque los porcentajes de cobertura vacunal con tercera dosis -la de refuerzo- en personas mayores de 60 años oscilan entre el 96 y el 99% de la población, pero al bajar de esta edad progresivamente desciende la cifra de albacetenses vacunados con dosis adicional y entre 50 y 59 años son el 75% los que la tienen puesta, mientras que entre los 25 y 49 años la cobertura del tercer pinchazo llega al 46% de la población y baja al 32% en los jóvenes de entre 18 y 25 años que recibieron el suero.

Por tanto, la responsabilidad de todos los ciudadanos debe ser máxima, porque no hay que olvidar que no sólo está en juego la salud, sino también la vida, como constata la elevada cifra de fallecidos por el Covid-19.