scorecardresearch
Javier Ruiz

LA FORTUNA CON SESO

Javier Ruiz


Sumar

28/07/2022

Yolanda Díaz ha dicho que la plataforma que está en proceso de elaboración y lleva por nombre Sumar no se presentará a las próximas elecciones autonómicas y municipales. El chiste es fácil, claro, y me lo permitirán. No suma la chica y eso es evidente. Pese a su golpe de melena estupendo y maravilloso, Yolanda no ha conseguido levantar en España una corriente de ánimo que se la juegue por ella dentro de un año. Son las cosas de la telegenia y la política por correspondencia… Están muy bien un share y total de telediario, pero luego hay que jugarse la pelvis en los mercadillos. Las mechas no nos dejan ver el bosque y por menos, a Isabel Tocino le dieron con la laca en la cabeza, nunca mejor dicho. Pero era de derechas y una señorona.
Yolanda Díaz es una tía guay de un gobierno que hace cosas chulísimas, según ella misma dijo. Creo que está minusvalorada por las corrientes de pensamiento político de Oriente y Occidente. Ha inventado el comunismo pijo de Armani y nadie se lo reconoce. O sea, que está en un Ministerio de Trabajo que ha hecho una reforma laboral hipermegasuperchulísima. Mete a los parados bajo la alfombra para no contarlos (fijos discontinuos) y maquillamos las listas. Así es normal que no dé la suma, aunque yo creo que Yolanda se equivocó en matemáticas y al final es probable que termine restando.
La izquierda a la izquierda del PSOE parece mostrar problemas con los números y las cuatro reglas básicas, porque todos restan en lugar de sumar. El primero fue Pablo Iglesias, que sumó a su patrimonio el chalet de Galapagar, pero restó ad infinitum su credibilidad. Tanto es así que hasta perdió la coleta por el camino y, en su caso, ya solo quedan las divisiones con Roures, la Esquerra y los Bildu. Los fumatas de la facultad de Políticas en Somosaguas, vaya. Irene Montero confirma la división del patrimonio, aunque ha demostrado sagacidad en la multiplicación de la banda de la tarta. Cada vez son más amiguis las que surcan los mares y océanos para viajes de gañote a costa del contribuyente. Y Sánchez, que lo sabe y es el único que eleva al cuadrado, les deja el Falcon.
Echenique es un verso suelto al que no le cuadra ninguna operación binaria ni algorítmica. Es una derivada de la minga dominga, que lleva sustancia, como bien pudo verse en un entrañable vídeo de las mocedades de la izquierda cuando estaban naciendo. Bescansa, el general y todos los que un día creyeron las palabras del profeta ya están directamente entre el máximo común divisor y el mínimo común múltiplo. De esta forma y manera, así es imposible que Yolanda pueda sumar nada.
Bueno no, rectifico. Yolanda sumará una mecha espléndida como número dos del PSOE y la acorazada potenkim de Sánchez en unas listas conjuntas como las de Almunia con Paco Frutos. Es el Thelma y Louis de la política… Ya que nos vamos por el desfiladero y el desagüe, hagámoslo al menos juntos. Díaz será una estupenda número dos del PSOE, la casa común de la izquierda, Carrillo, Almeida, López Garrido, Sartorius… Un apellido más a sumar para la larga lista de este edificio improvisado. Sánchez respira aliviado viendo que Yolanda no suma y tiene menos posibilidades de  resolver que despejar con éxito un logaritmo neperiano. Al final, los Simpson fueron profetas de nuestro tiempo y lo volvieron a clavar con muchos años de antelación. Sánchez le dirá a Yolanda aquello que Burt siempre preconizaba. Chaval, multiplícate por cero.