scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Sánchez tendrá motivos para no dormir

23/10/2021

Cuenta "El Confidencial", y no lo ha desmentido nadie, que Manuela Carmena se ha ofrecido a Yolanda Díaz, a través de intermediarios, para sumarse a su proyecto de izquierdas en el que se integrarían diversas plataformas, grupos y personalidades.

Carmena fue alcaldesa de Madrid durante cuatro años, se desvinculó de Podemos y después de desvinculó de Errejón con el que volvió a presentarse candidata. Tiene fuerza como política, lo demostró cuando ejerció de alcaldesa. Que se pasara a las filas de Yolanda Díaz sería, como se dice coloquialmente, un "puntazo" para la vicepresidenta segunda que aspira a más, que aspira a todo.

Si Pedro Sánchez dedicara un minuto mirar más allá de La Moncloa, tendría motivos para no dormir. Dijo en una ocasión que no lo haría si se veía obligado a pactar con Podemos, y pactó asegurando que dormía muy bien. Quizá porque sabía que Pablo Iglesias no era rival, y le servía para darle unos votos en el Parlamento que eran indispensable para gobernar. Pero Yolanda Díaz es otra cosa, sabe de policía mucho más que Pablo Iglesias aunque no haya sido profesora de la Facultad de Políticas. Sabe moverse, sabe medrar y sabe cómo caer bien.

Se equivoca Sánchez cuando declara que lo mejor que le puede pasar es que el proyecto de Yolanda Díaz vaya bien. Le viene bien si consigue los escaños que necesita para ser presidente; pero le vendría rematadamente mal si su vicepresidente sigue sumando apoyos … y le gana en las urnas. Que puede ocurrir.

Yolanda Díaz no es una bisoña en política, maneja como nadie las artes de la comunicación, sabe muy bien qué figuras políticas interesan a su proyecto y descarta a las que solo aportan problemas, no votos. Belarra y Montero estarán en su plataforma si con el tiempo considera que le convienen, si no se apartará del actual equipo de dirección Podemos. Le interesan los partidos y grupos regionales que funcionan, dirigentes que tienen un nombre, proyectos que integran a sectores sociales muy concretos, de izquierdas, y desencantados con Sánchez. Podría contar con Iglesias, pero eso no significa que acepte un Podemos en declive.

Yolanda Díaz es osada, lo ha sido en Galicia y ahora toca serlo en el ámbito nacional. Tan osada que le ha exigido a Sánchez que revisen el pacto de gobierno, porque no aceptará que se incumpla el compromiso de derogar la reforma laboral. Busca titulares. No se advierten señales de choque de trenes a corto plazo, pero habrá que ver qué ocurre cuando se acerquen las elecciones las generales, se sepa ya qué pasa con los dineros de Bruselas, con las tarifas energéticas, con las elecciones municipales –fundamentales- y con la economía tanto de las familias como de las empresas. Y si se produce ese choque de trenes, no es seguro que Sánchez tenga todas las de ganar. Yolanda Díaz conoce muy bien el terreno que pisa.