scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Es la estrategia política, estúpido

26/07/2021

Un asesor le dijo a Bill Clinton, en campaña contra Bush, aquello de “Es la economía estúpido”. Lo que tendría que apuntar alguien a Pedro Sánchez y a Pablo Casado es que la carrera de cualquier dirigente, por bueno que sea, se va al traste sin una buena estrategia política.

La seña de identidad de Pedro Sánchez es que miente como un bellaco. Por muy guapo que sea, nada en él inspira confianza. Si a eso se suma que no pierde oportunidad de caer en el ridículo –lo último ha sido la gira estadounidense, con la previa del famoso pasilleo pegado a Joe Biden- se llega a la conclusión de que es hora de que un asesor o amigo le sople al presidente que los españoles no son estúpidos, y la mayoría ni cree sus milongas ni considera serias las propuestas de varios de sus ministros, mayormente los de Podemos.

En cuanto a Pablo Casado, no parece que tenga mucho interés en dejarse aconsejar por los compañeros del PP que sí se dan cuenta de que a pesar de los sondeos los españoles no están por la labor de votar a un candidato incapaz de salir de los charcos en los que se mete, o le meten los adversarios que saben que de estrategia anda escaso.

El episodio de impedir que Santiago Abascal haya sido declarado persona non grata en Ceuta hará historia. Historia de torpeza infinita por muchas razones, entre otras porque gracias a Abascal el PP gobierna en varios sitios. Pero además, se podía haber impedido fácilmente esa situación grave para los populares si, después de salvar al líder de Vox, desde el PP se rechazan de plano, alto y claro, las impresentables palabras racistas de Abascal. Pero hay más: el gobierno y el PSOE machacan a diario al PP acusándolo de bloquear la renovación de las instituciones. ¿No hay nadie en el PP que explique que esa acusación se rebate convocando una rueda de prensa con toda la alharaca posible, en la que el propio Casado explique, con nombres, que Podemos quería meter mano en el CGPJ y el PSOE pretendía incluir en el máximo órgano judicial al juez que provocó la moción de censura que dio el gobierno a Sánchez? El juez de Prada hizo una acusación de corrupción al PP y a Rajoy que posteriormente cuestionó el Supremo, porque Prada que se excedió al entrar en un asunto que no se juzgaba. Lo explicó Casado en su momento, pero ante las reiteradas acusaciones sobre el bloqueo, merecería la pena insistir en los hechos y en que el PSOE también bloquea al empeñarse en designar a un vocal que el PP jamás va a aceptar. Como el Psoe no aceptaría a un juez con demostrada animosidad al socialismo.

No tenemos los mejores políticos. Pero estaría bien que, al menos, escucharan a los veteranos de sus partidos que saben de estrategia. Porque los hay.