José Fidel López


Los ‘jubilatas’ del PSOE

19/11/2020

Ahora resulta que la senectud es un problema para opinar con cierto raciocinio en el PSOE de Pedro Sánchez y Adriana Lastra. Las voces discordantes surgidas entre las filas socialistas, y no sólo de jubilatas, sino de políticos en plena acción de Gobierno -ya saben, Vara, Page y Lambán- por el apoyo explícito de Bildu a los Presupuestos Generales del Estado -lo que no queda claro es si hay pacto o no- ha enervado sobremanera al presidente del Gobierno, mientras sus socios de Unidas Podemos se frotan las manos y llevan hasta el infinito y más allá su desafío con sus amigos para siempre de la izquierda independentista vasca y catalana.
Flaco favor ha hecho este nuevo PSOE a todos aquellos que convirtieron este partido en uno de los pilares de la transición democrática. Y es que parece que la nueva normalidad, el eslogan inventado por  Iván Redondo, jefe de La Moncloa Marketing, también debe imponerse en el panorama político, y que un partido no haya condenado el terrorismo y tampoco haya pedido perdón por los cientos de víctimas causadas por ETA no debe impedir tratarlos de tú a tú y contar con ellos como si nada hubiera pasado. Soy incapaz de medir el impacto que tendrá la estrategia sanchista entre su electorado. Ni siquiera se me pasa por la cabeza pensar en unas elecciones con la que está cayendo. Pero estoy seguro que habrá muchos socialistas de corazón a los que se les habrá encogido el alma al ver cómo  los actuales mandamás en Ferraz tratan de hacernos ver lo blanco, negro, o mejor dicho, al revés, lo negro, blanco. Veremos.