scorecardresearch
Miguel Romero

CATHEDRA LIBRE

Miguel Romero


Pobreza

24/10/2022

Tal y como nos dice Susana Hintze, «periódicamente aparecen en las ciencias sociales conceptos que refieren a formas específicas de organización de las relaciones sociales y que responden a distintos objetivos, miradas o enfoques sobre ellas».
Y esto me trae a colación una serie de interrogantes que nos hemos hecho siempre y ahora están, si cabe, más de moda: ¿Cómo subsiste materialmente la población que no puede percibir un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades?, o por ejemplo ¿cómo sobreviven los marginados?
Y es que amigos, se ha vuelto a poner de moda el término Pobreza en las sociedades desarrolladas, algo que parecía inimaginable viendo la calidad de vida que experimentaban países del área europea, o países del norte de América.
Los índices actuales nos lo confirman. Más de un tercio de la población de España está dentro del concepto actual de 'pobreza'. Y lo curioso, como nos dicen los expertos, es que no quiere decir que el que ha cruzado la línea roja de la pobreza o de la escasez de recursos esenciales de vida, no tenga puesto de trabajo, porque sí que hay un sector que lo tiene y sin embargo, también está dentro de este desgraciado apartado.
Pobre es aquel que, al menos tiene una carencia social dentro de ese rango establecido de los seis indicadores: retraso en la educación, acceso al servicio de salud, acceso a la seguridad social, acceso a una vivienda digna, servicios básicos en la alimentación y/o calidad de vida adecuada. Y cuando analizamos la situación social de España, vemos la cantidad de población que no puede cubrir esos seis objetivos y que carecen de posibilidad para ello.
Y así es, porque las llamadas 'Colas del Hambre', título que parece sacado de las actuales películas de ficción, presentan una larga afluencia, donde aparecen personas que hace escasos meses disfrutaban de buena salud económica familiar y ahora están rozando el límite de la indigencia total, provocado como no, por la situación del mundo, las guerras, las malas políticas gubernamentales, los trastornos socio-ideológicos y los abusos de poder.
Y eso es en España, pero no olvidemos que más de 700 millones de personas en el mundo viven en la extrema pobreza y luchan por satisfacer sus necesidades más básicas; pero también en los países ricos, porque actualmente, más de 30 millones de niños crecen pobres en los países más ricos del mundo. Despertemos la conciencia.