scorecardresearch
Paco Mora

Paco Mora


Más dura será la caída

25/06/2022

El varapalo sufrido por el PSOE con el rotundo triunfo del Partido Popular en Andalucía es un aviso claro de que la estrella de Pedro Sánchez ha comenzado a declinar. Esa gran reserva que el Partido Socialista creía segura, bien se ha visto que tenía los pies de barro. Moreno Bonilla ha logrado un triunfo incontestable, que coloca a Núñez Feijóo cada día más cerca de un posible éxito electoral y a Sánchez más lejos de renovar su mandarinato en Moncloa.
Y es que así como la derecha actual encamina claramente sus pasos hacia el encuentro con los mejores tiempos del partido con el que Fraga luchó como un jabato para consolidar la democracia, compitiendo con Adolfo Suárez y su partido de centroderecha, tras la desaparición de la dictadura -ya dicta blanda y pachucha, pero dictadura al fin-, la izquierda que practica Pedro Sánchez se parece, cada día más, como un huevo a una castaña a la que lideró Felipe González, con la que tanto ayudó a solidificar el establecimiento de la democracia en España, con la alternancia en el poder. Algo que Sánchez parece no entender, puesto que para sucederse a sí mismo está dispuesto a todo.
No es de creer que existan ya muchas posibilidades de rectificación por parte de Sánchez, en busca de un punto de equilibrio en sus modos y maneras de hacer política, que a estas alturas resultaría un descarado oportunismo. Sobre todo porque repetir la escena de Pablo de Tarso cayendo del caballo camino de Roma, está ya para él fuera de tiempo y de lugar, y nadie lo creería dadas sus ya demasiado conocidas formas y maneras de hacer política. Sobre todo después de ver esfumarse tan estrepitosamente lo que creía su vivero inexpugnable de votos.