Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Un 'Clásico' bajo presión

EFE
-
Un ‘Clásico’ bajo presión

Las protestas políticas cobran protagonismo en un duelo entre Barça y Madrid marcado por la igualdad

El Clásico entre Barça y Real Madrid, el encuentro que bate todos los récords con una audiencia potencial mundial de 650 millones de espectadores en 180 países y que por fin se celebra esta noche, vive pendiente de una protesta social que ha cambiado el paso a todos los actores.
El partido ya ha vivido un cambio de fecha -se debía haber jugado el 26 de octubre- después de los incidentes registrados en Barcelona tras conocerse la sentencia del juicio del procés y la convocatoria de una acción reivindicativa por parte de la plataforma Tsunami Democràtic.
Pero casi dos meses después, el escenario prácticamente es el mismo. Tsunami ha convocado una concentración en cuatro puntos cercanos al Camp Nou a partir de las 16,00 horas, lo que hace prever que el partido estará marcado por, desde horas antes, por una tensión que nada tiene que ver con el fútbol. 
En lo deportivo, los dos equipos se juegan el liderato, están empatados a puntos, y aunque el fútbol de ninguno de los dos tiene la continuidad deseable, ambos están dispuestos a sacar adelante el duelo para empezar a crecer a partir de una victoria.
El técnico azulgrana, Ernesto Valverde, no debería tener muchas dudas en su once. Con todos los futbolistas disponibles, la única variación estribaría en la inclusión de Sergi Roberto como lateral o como mediocampista. En el primero de los casos, la alineación sería la que la mayoría de los seguidores culés tienen en la cabeza; en el segundo, Semedo sería el lateral diestro e Iván Rakitic quien se quedaría fuera de la lista titular, pero esta última opción parece más complicada.
Y es que el croata, que ha pasado desapercibido en el inicio de curso por su suplencia, ha ido ganando peso a medida que los partidos eran más complicados y ha jugado todos los últimos. La defensa, con Jordi Alba ya recuperado, la completarían Sergi Roberto y la pareja de centrales titular: Gerard Piqué y Clément Lenglet.
En la media, Busquets, pese a que no está en su mejor momento, será el mediocentro por delante de Rakitic y del holandés Frenkie de Jong, que disputará su primer ‘clásico’. También será el estreno para Antoine Griezmann, que acompañará a Luis Suárez y a Leo Messi. El argentino, con 26 goles, es el jugador que más tantos ha anotado en la historia de los duelos contra los blancos.
Por su parte, el conjunto merengue, liderado por Sergio Ramos, añora a su nueva estrella, Eden Hazard, la gran ausencia del partido de hoy. Cubrir su baja es la única duda por despejar para un Zinedine Zidane que llega feliz al Camp Nou, a punto de cumplir dos meses sin perder y con una mejoría en su equipo, que juega con más personalidad y exhibe mejor fútbol.
En la que sería su enésima resurrección, Gareth Bale parte como favorito a la vacante en ataque por la que pelea con los brasileños Rodrygo y Vinícius. Ganaría enteros su presencia si el entrenador modifica, como se espera, su sistema para regresar a los cuatro centrocampistas con el galés jugando como segunda punta por detrás del referente goleador Karim Benzema, que llega a la cita empatado a goles con Messi.
El técnico galo solventará el problema que tenía en el lateral izquierdo con el regreso del francés Ferland Mendy tras sanción. También vuelve el brasileño Casemiro, con quien no arriesgó en Mestalla por estar apercibido de amonestación, tan indiscutible como Fede Valverde y Toni Kroos en un centro del campo poblado donde estará una de las claves del partido. El cuadro blanco apuesta por el músculo y la calidad para enganchar con el ataque la pondrían Isco o Modric.
Nunca ha perdido Zidane en el coliseo blaugrana en sus cuatro partidos dirigidos, lo que le ha permitido igualar un récord de Miguel Muñoz, que superará en caso de no caer derrotado. Se convertiría en el primer entrenador de la historia del Real Madrid que rinde cinco visitas al eterno enemigo sin perder una sola.