Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

El Baskonia sale de su letargo a costa del Barcelona

Europa Press
-
El Baskonia sale de su letargo a costa del Barcelona - Foto: David Aguilar

Los vascos aguantan el tipo tras remontar a base de triples 21 puntos en contra

El Baskonia ha ganado este jueves al Barça (76-74) en el Buesa Arena, en la jornada 17 de la Euroliga, en un partido que llegó a dominar por 21 puntos y que acabó con un triple final fallado por Pierre Oriola que pudo haber culminado la remontada de los blaugranas, si bien los baskonistas lograron poner punto final a su mala racha de derrotas gracias a su acierto inicial en el triple.

Cosió el Baskonia al Barça a base de triples, con hasta 16 tiros convertidos desde la lejanía. Así, y con la intensidad que ya pone Dusko Ivanovic a su equipo, llegaron a ganar de 21 puntos (52-31) los vitorianos y llenaron de gritos de euforia las gradas del Buesa Arena. No obstante, el Barça, mejoró en la segunda parte y llegó a igualar la contienda para que todo se decidiera en el último minuto.

Pierre Oriola convirtió dos tiros libres para poner el 74-74 a falta de 56.5 segundos. Era un parcial de 3-9 y en Vitoria pensaban que su equipo volvería a pinchar, pero apareció entonces el general Toko Shengelia para aplastar a una mano el balón, en un gran mate ante un Nikola Mirotic que en la siguiente jugada se jugó un triple y confirmó su mala noche en esa distancia.

Aún así, el montenegrino recuperó un balón con 76-74 y dio a su equipo una última jugada que terminó con triple fallado por Oriola. Pudo ganar el Barça, pero su remontada no fue culminada y ahora podrían perder el tren del liderato, si bien la imagen dada en la segunda parte y en el último cuarto (11-20) fue buena y alentadora comparada con lo visto hasta ese 52-31.

Por contra, en el Baskonia ya saben lo que es ganar con Ivanovic y saben también que pueden competir contra cualquiera. Empezaron como un tiro, con Pierria Henry anotando hasta 5 triples y llegando a los 20 puntos, bien secundados por los 14 de Shavon Shields o los 13 de Tornike Shengelia. Supo ser coral el Baskonia y, cuando falló el acierto exterior y flojeó el físico, supo aguantar hasta sonreír.

El Baskonia pone punto y final a su racha de tres derrotas consecutivas y se ponte con 7-10 en la tabla, a un partido de la zona de acceso a los play-offs. Está muy reñida esa zona media-alta, de la que todavía está lejos el Barça pese a esta derrota. Ahora, deberán esperar a ver qué hacen Anadolu Efes Istanbul y Real Madrid para saber si siguen siendo o no colíderes.

 

El Barça, sin el poderío de Higgins

A los blaugranas les hubiera ido bien tener el acierto ofensivo de Cory Higgins, la gran ausencia en el Buesa Arena. Sin el estadounidense, baja de última hora, no pudo ir a la guerra desde el triple que propuso el Baskonia en igualdad de condiciones. Solo Malcolm Delaney con 4/6 y Kyle Kuric con un 3/3 desde el triple estuvieron firmes en el tiro de tres, con un 2/8 para un Nikola Mirotic que deberá pasar página a esta noche gris pese a sus 17 puntos y su 19 de valoración, siendo el mejor blaugrana pese a su falta de acierto.

El Baskonia sale de su letargo a costa del Barcelona - Foto: David Aguilar
El Baskonia sale de su letargo a costa del Barcelona - Foto: David Aguilar
El Baskonia sale de su letargo a costa del Barcelona - Foto: David Aguilar