Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Irán se desmarca del ataque contra las petroleras saudíes

Europa Press
-
Irán se desmarca del ataque contra las petroleras saudíes - Foto: POOL New

Teherán niega cualquier relación con el asalto a las instalaciones y acusa a Mike Pompeo de intentar crear una estrategia de engaño

El Gobierno de Irán ha negado cualquier relación con el ataque contra instalaciones petroleras de Arabia Saudí, en una respuesta directa a las acusaciones vertidas el sábado por el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. 
El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, ha lamentado este domingo en su cuenta de Twitter que la "máxima presión" que Washington quiere ejercer sobre Teherán se haya convertido en una estrategia de "máximo engaño". 
"Estados Unidos y sus clientes están atrapados en Yemen por la ilusión de que la superioridad armamentística les llevará a una victoria militar", ha añadido Zarif, quien ha advertido de que "culpar a Irán no pondrá fin al desastre" en que ha derivado el conflicto. Zarif ha pedido que se acepten las propuestas de Teherán para "poner fin a la guerra" e iniciar conversaciones. 
Para el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abbas Musavi, las palabras de Pompeo suponen una nueva violación de todas las doctrinas diplomáticas. El portavoz teme que puedan formar parte de una campaña para perjudicar la imagen de Irán y preparar el terreno para futuras acciones que no ha especificado, según la agencia de noticias oficial IRNA. 
Musavi ha recordado que Arabia Saudí lleva más de cinco años implicado en la guerra de Yemen, donde combate del lado del Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi para frenar a los rebeldes huthis, aliados a su vez de Irán. Teherán defiende el derecho de los yemeníes a hacer frente a estas "agresión", de la que considera igualmente responsables a los aliados internacionales de Riad. 
Los huthis han reivindicado el ataque con una decena de drones contra dos instalaciones petroleras saudíes, pero Pompeo ha responsabilizado directamente a Irán. "En medio de los llamamientos a reducir la tensión Irán lanza un ataque sin precedentes contra el suministro mundial de energía. No hay pruebas de que los ataques procedan de Yemen", ha asegurado.