Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

De fábrica a Centro de Arte

Jonatan López
-
Mario Rodríguez, Mr. Tazo, en la nave que dedicará a su taller y galería. - Foto: Reyes Martínez

El artista y muralista de Brazatortas afincado en Cuenca transformará los edificios de una antigua harinera deCarrascosa del Campo en un espacio artístico polivalente que reúne su taller, una hospedería o una terraza de verano

¿Se puede transformar una vieja fábrica de harinas de una localidad conquense en un espacio artístico de vanguardia? La respuesta es sencilla. Mr Trazo, el artista ciudadrealeño afincado en Cuenca, recuperará una antigua harinera de Carrascosa del Campo y la habilitará para reconvertirla en su taller, espacio artístico polivalente, hospedería creativa, residencia de artistas y mayores, y una terraza de verano que reúna actividades y eventos musicales y artísticos. Se llamará Complejo de Bellas Artes La Harinera y pretende ser un referente cultural de la comarca y de la provincia.
Este es el nuevo proyecto de Mario Rodríguez, reconocido muralista y pintor urbano, que aspira a crear un foco artístico en una población de apenas 600 habitantes, emulando así otros espacios alternativos de éxito como Matadero Viejo, La Neomudéjar o La Tabacalera de Lavapiés. Centros de arte, de experimentación e interpretación de la capital madrileña que transformaron espacios en desuso para reconvertirlos en núcleos culturales. La ubicación de Carrascosa del Campo –junto a la autovía a-40, a media hora de Cuenca y a 50 minutos de Madrid– fue una de las razones para que Mr. Trazo apostase por un proyecto que, en un principio, sólo buscaba un espacio para ubicar su taller y exponer su creciente obra en una galería. 
«Llegar aquí no ha sido fortuito. Vi el anuncio y la foto de esta nave, que fue lo que me enamoró», dice el artista de Brazatortas (Ciudad Real), que explica que el municipio, Campos del Paraíso, está cerca de destinos culturales y arqueológicos singulares como la villa romana de Segóbriga, las minas de lapis specularis, Huete, o la propia capital conquense, Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Además, apunta, el espacio cuenta con las características «que buscaba, con mucha luz durante todo el día y un sitio tranquilo donde poder trabajar».
El proyecto arranca en una nave diáfana, bien conservada y a dos alturas, que ubicará en su parte baja el taller del muralista y un espacio para colocar su obra más reciente. Eso sí, el taller se conocerá bajo el nombre de Sr Trazo Estudio. 
Sucede que el artista vislumbró las posibilidades de este recinto y decidió adquirir más espacio «para montar» un complejo con varias dependencias. «Espero empezar en febrero con la obra del estudio», avanza el artista cosmopolita, que cuenta que lo siguiente sería instalar la terraza de verano con un pequeño bar o cafetería. 
‘la mecanizada’. Junto al taller, en otra de las naves denominada La mecanizada –aquí se disponían varias máquinas de la empresa para comercializar la harina–, se habilitará un espacio artístico polivalente para que artistas de varias disciplinas puedan exponer su obra. 
De hecho, afirma Mr Trazo que «me han llegado bastantes propuestas de artistas que viven fuera del pueblo y del extranjero, que me llaman y escriben para preguntarme si se puede participar en el espacio artístico, no sólo exponiendo sino también dando talleres de arteterapia». Además, añade, hay creadores en la comarca, caso de una fotógrafa o historiadores de arte, con los que se establecerán sinergias. «Se trata de hacer piña con la gente de aquí», dice.
Entre el estudio del artista torteño y la sala de exposiciones se colocará la terraza de verano, a la que se le ha puesto el nombre de Los Silos. Aprovechando las plataformas que dejan dos enormes depósitos de grano que se están desmantelando, se dispondrá un escenario circular y un bar o cafetería. «La idea es que durante los fines de semana de verano exista una programación y puedan venir artistas, de jazz, trap o rap, de otros géneros, que ofrezcan un concierto». Igualmente, la intención es contratar camareros para que atiendan al público y ofrecer actividades y espectáculos a lo largo de la temporada veraniega.
A este espacio multidisciplinar se le añade la Hospedería Creativa Harina, que se emplazará en otra nave del complejo. En dos amplios espacios se habilitarán varias habitaciones para que artistas que hagan uso del complejo artístico puedan pernoctar en él. 
Mr Trazo coincide en que el Complejo de Bellas Artes La Harinera es, hasta la fecha, el proyecto más ambicioso de todos los que ha llevado a cabo y eso que sus murales se exponen en numerosos municipios de Castilla-La Mancha y varias de sus obras se muestran en exposiciones internacionales.  «Este es un proyecto muy ilusionante. Estoy deseando ver a los obreros ya por aquí», concluye el artista, quien opina que esta innovadora e integradora iniciativa cultural puede ser un revulsivo para una comarca que, por desgracia, también sufre el grave problema del éxodo de habitantes y de la despoblación. Un tema que es harina de otro costal.

 

Un museo etnológico y una residencia LGTBI

 El proyecto de rehabilitación de este espacio, situado en pleno casco de Carrascosa del Campo, no queda ahí. En una segunda fase se podrían sumar al complejo dos espacios adicionales del recinto –en venta– que se convertirían en el futuro Museo Etnológico e Industrial de la Mancha Alta (Melma) y la Residencia de Mayores LGTBI La Yaya Ana. La intención es que las administraciones, una empresa privada o inversores puedan apadrinar sendos proyectos que completarían el área.
En el antiguo silo de harina se conserva en buen estado la maquinaria que hasta no hace mucho molía el grano para convertirlo en fino polvo. En este edificio, de gran superficie y altura, se molieron kilos y kilos de cereal de los campos próximos desde 1931 hasta 2001. Harinas de trigo, principalmente, que se destinaban para alimentación y que se servían no solo por las panaderías y confiterías de Cuenca, sino también por Madrid, Toledo y Castilla y León. 
La amplitud de este edificio y las posibilidades de las estancias que hay en él permitirían diseñar un centro de interpretación con fines educativos.  «Lo ideal sería que el silo, provisto de esta diversa maquinaria, se convirtiera en un centro etnográfico y que este espacio fuese para los vecinos del pueblo», espera Mr Trazo. 
Dice el muralista que La Yaya Ana sería una residencia LGTBI, a modo de las que ya se han abierto en ciudades como Madrid, que permitiría beneficiarse a varios usuarios. «Es una residencia para ancianos, pero en vez de ser convencional será diferente. Habrá una convivencia entre gente mayor y joven», asegura. 

 

Del mural a las tres dimensiones

El próximo reto artístico de Mr Trazo consiste en mezclar retrato y bodegón y plasmarlo en 3D, trabajar la escultura y crear objetos que se conviertan en productos cotidianos y en piezas únicas de coleccionista, elaboradas con resinas y otros materiales. 
Lo cierto es que numerosos murales y bodegones del ciudadrealeño decoran espacios urbanos de muchas poblaciones de Castilla-La Mancha. Claro ejemplo es la localidad toledana de Escalona, que alberga hasta 13 obras en muros y paredes de temática diversa y que son otro atractivo turístico a añadir. 
En la capital conquense también existe una gran colección de murales que plasman el característico estilo realista del autor. Buenos ejemplos de ellos, por citar algunos, son el mural reivindicativo que reflexiona sobre el uso de los plásticos –ubicado en el Pozo de las Nieves– y que le valió ganar el primer concurso de grafitis Ciudad de Cuenca, o la imagen que ilustró el cartel de las fiestas de San Mateo de este año que se localiza en una gran pared de la Residencia María de Molina, frente al parque de Los Moralejos. 
El artista afincado en Cuenca también expone en varias galerías internacionales. Coleccionistas de Inglaterra han adquirido alguna de sus obras y, recientemente, ha sido escogido junto a otros cinco artistas españoles contemporáneos para participar en la muestra colectiva Threesome de la localidad australiana de Gold Coast, que se desarrolla desde el pasado 30 de noviembre.