Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Hay 4.690 pacientes más en listas de espera que hace un año

S.L.H
-
Regina Leal, directora gerente del Sescam, junto al director general de Atención Sanitaria, José Antonio Ballesteros.

Castilla-La Mancha cerró el año con 93.160 pacientes esperando una intervención quirúrgica, una primera consulta o una prueba diagnóstica. Aún así, son 4.696 pacientes menos que en noviembre de 2019 y 35.813 personas menos que hace cuatro años.

La directora gerente del Sescam, Regina Leal, presentó los datos de las listas de espera a cierre de 2019, insistiendo en que desde 2015 la región ha reducido esta lista en un 28 por ciento. Así, la lista de espera quirúrgica se cerró en 35.739 pacientes, 2.804 menos que en noviembre del pasado año y 4.408 pacientes menos que a cierre de 2015. En lo que concierne a la primera consulta con el especialista, la lista se cerró con 50.659 pacientes, 1.023 menos que en noviembre de 2019 y 22.539 menos que hace cuatro años. La lista de espera de pruebas diagnósticas se cerró con 6.772 personas esperando, 869 menos que en noviembre de 2019 y 8.855 menos que en diciembre de 2015.

Leal celebró que "son 31 meses consecutivos en los que el Gobierno regional, sin planes de choque y con un trabajo continuado, ha mantenido las listas de espera por debajo de los 100.000 pacientes", por lo que, en palabras de la directora gerente del Sescam, "el objetivo se ha cumplido".

Por complejos hospitalarios, el de Albacete ha reducido su lista de espera global en 22.247 pacientes, un 42 por ciento, convirtiéndose en el área hospitalario que mayor bajada ha experimentado en los últimos cuatro años.

El complejo hospitalario de Ciudad Real ha pasado de 47.999 pacientes a cierre de 2015 a 32.259, un 32 por ciento menos. El de Cuenca ha reducido su lista de espera global en 1.671 personas en el mismo periodo; el de Guadalajara, sin embargo, ha incrementado sus cifras, pasando de 10.252 pacientes a término de 2015 a 12.143, un 15 por ciento más. Leal explicó que este aumento se debe "fundamentalmente" al déficit de quirófanos que sufre el hospital universitario de la capital alcarreña, pero "lo resolveremos con las obras" previstas. 

El tiempo medio de demora en intervenciones quirúrgicas se encuentra a cierre de 2019 en 143 días, el de una primera consulta en 42,38 días y el de pruebas diagnósticas en 46,18 días. 

Leal, que estuvo acompañada en la rueda de prensa por el director general de Atención Sanitaria, José Antonio Ballesteros, reconoció que la región necesita "un refuerzo estructural" que se logrará cuando concluyan las obras de los hospitales que están en marcha como el de Toledo, Guadalajara o Cuenca.

El déficit de quirófanos, detalló la responsable del servicio de salud de Castilla-La Mancha es de unos 37 (15 más en Albacete, 7 en Guadalajara, 6 en Cuenca y 9 más en Toledo); ello permitiría, añadió Leal, llevar a cabo unas 32.000 operaciones más al año y "daría solución a la demora que tanto nos está costando resolver". 

Respecto a la renovación tecnológica, Regina Leal subrayó que el Gobierno regional, junto a las donaciones de Amancio Ortega, dueño de Inditex, ha invertido 30 millones de euros que han permitido comprar o renovar diez TAC, 1 PET-TAC, ocho mamógrafos digitales y seis salas de hemodinámica. En este punto, avanzó que en breve el Hospital de Villarrobledo (Albacete) dispondrá de una nueva resonancia magnética.

La directora gerente del Sescam aprovechó la ocasión para reconocer el buen trabajo que están realizando tanto el Gobierno regional en la reducción de listas de espero como los profesionales del Sescam. Aseguró que la "mejor forma" de reducir esta lista no es través de planes de choque como sugiere el Partido Popular pues, al final, se trata de derivar a centros externos a los pacientes y eso conlleva "mucho dinero". "Pensamos que la mejor forma es destinar ese dinero a nuevo equipamiento y a contratar a más profesionales", incidió. 

 

INCREMENTO DE LA ACTIVIDAD EN ATENCIÓN PRIMARIA.

La directora gerente del Sescam explicó que los datos de listas de espera registrados al cierre del año 2019 están estrechamente relacionados con los incrementos de actividad que se vienen registrando en los últimos años en los centros sanitarios públicos de la región, tanto en Atención Primaria como Hospitalaria.

Así, mencionó que los profesionales de Atención Primaria realizaron el año pasado un total de 14.448 intervenciones de cirugía menor, 47.628 citologías, unas 7.200 ecografías o casi 128.400 electrocardiogramas.

Dentro de este ámbito asistencial, destacó igualmente la solicitud de pruebas diagnósticas realizadas por sus profesionales "que conlleva un aumento de su poder resolutivo y, consecuentemente, la disminución de las derivaciones a urgencias y a consultas hospitalarias".

Los profesionales de Atención Primaria, explicó, vienen solicitando unas 5.400 resonancias magnéticas al año, unas 86.220 ecografías, 426.000 radiologías simples, más de 9.600 colonoscopias o más de 4.800 gastroscopias.

En el ámbito hospitalario,  en los 131 quirófanos hospitalarios se han realizado más de 170.000 horas de quirófano, que han permitido intervenir quirúrgicamente a más de 126.000 ciudadanos. Leal destacó el esfuerzo que se está haciendo para impulsar la cirugía sin ingreso, que ya supone el 57,6 por ciento de la actividad quirúrgica programada.

En el área diagnóstica se han llevado a cabo 183.088 resonancias magnéticas, un 4,57 por ciento más que el año anterior y "récord" de la serie histórica; 198.000 ecografías; más de 61.000 mamografías; y 37.247 colonoscopias, un 3,46 por ciento más que el año anterior, incremento asociado directamente al desarrollo del programa de detección precoz de cáncer de colon.

Por otra parte, se atendieron cerca de 3,5 millones de consultas externas y más de 983.000 urgencias, lo que supone una media diaria de 2.695 urgencias, 276 más que hace cuatro años.

En el ámbito de la hospitalización, durante al año pasado se trabajó con una media de 4.028 camas funcionantes, que han permitido contabilizar cerca de 48.000 ingresos programados. La estancia media se situó en 6,37 días, por debajo de los últimos años, y se registró una ocupación media del 77,14 por ciento. 

"En los últimos cuatro años, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha incrementado en 588 millones de euros el presupuesto para atender la salud de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, lo que supone un 25,3 por ciento más que en 2015", señaló Leal, quien recordó que a lo largo de este ejercicio se destinarán diariamente más de ocho millones de euros al sistema sanitario público regional, con una inversión de más de 1.550 euros por persona.