Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Cambian el uso de la antigua Comisaría para la biblioteca

N.G.
-
Interior de la antigua Comisaría de Simón Abril. - Foto: José Miguel Esparcia

La Junta de Gobierno Local aprobó la modificación del contrato de adecuación a fin de sustituir los espacios administrativos previstos en el pliego por otros culturales

Las cosas de palacio van despacio, reza el refrán, y eso es lo que parece que ocurre con las obras de adecuación de la antigua Comisaría de la Policía Nacional de Albacete ubicada en el Paseo Pedro Simón Abril. En junio de 2018, la anterior Corporación Municipal visitó las instalaciones y anunció que se habían aprobado los pliegos para licitar el proyecto básico y el de ejecución. En febrero de este año, se dio a conocer este proyecto, que se preveía que estaría adjudicado en unos cinco meses, pero con el cambio de Gobierno todo se modificó. Y es que se decidió que el uso administrativo pensado para estas instalaciones en un principio debía pasar a ser cultural.
En concreto, el 27 de septiembre de este año, el Servicio de Arquitectura, Instalaciones y Edificios del Ayuntamiento de Albacete propuso la modificación del contrato a fin de sustituir los espacios administrativos previstos en el pliego de prescripciones técnicas por espacios culturales (biblioteca y sala de estudio), manteniendo una zona para laboratorio urbano.
Y como todos los cambios conllevan una serie de trámites, en octubre fue dictada una resolución para iniciar el procedimiento y modificar el contrato, asunto que también debía pasar por la Junta de Gobierno Local y ayer lo hizo.

 

(Más información en edición impresa)