Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Abren una consulta sobre la norma municipal de circulación

N.G.M.
-
Abren una consulta sobre la norma municipal de circulación - Foto: VÁ­ctor Fernández Molina

Los interesados tienen hasta el 20 de enero para opinar sobre la modificación de la ordenanza, que quiere regular los VMP y reducir los límites de velocidad

El Ayuntamiento de Albacete tiene intención de modificar la ordenanza municipal de circulación con dos objetivos fundamentales, establecer como regla general el límite de velocidad de 30 kilómetros por hora en la mayoría de las calles de la ciudad y regular el uso de los vehículos de movilidad personal (VMP).
No obstante, antes de llevar a cabo la modificación sin más pretende recabar la opinión de los sujetos y organizaciones más representativas del municipio de Albacete que resulten potencialmente afectados por la norma, fomentando de este modo la participación ciudadana. Para ello, el Consistorio ha convocado una consulta pública que finalizará el día 20 de enero, según especificó la Policía Local de Albacete a través de su twitter, animando a los interesados a realizar las propuestas que consideren oportunas.
Según explican en la convocatoria de la consulta, a través de la ordenanza se pretende conseguir, en cuanto a la limitación de la velocidad, una regulación más acorde con la corriente europea, de reducción de la siniestralidad. Asimismo se pretende la pacificación del tráfico urbano, la potenciación del uso de la bicicleta y la reducción de la siniestralidad en los cascos urbanos, que «indudablemente se verá favorecida con la reducción de la limitación de velocidad de los vehículos», indicaron desde el Ayuntamiento capitalino.

(Más información en la edición impresa).