Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Los partidos ven un "fracaso" que haya que volver a votar

M.D.M.
-
Los partidos ven un "fracaso" que haya que volver a votar - Foto: Rubén Serrallé

Representantes albacetenses de PSOE, PP,Ciudadanos y Unidas Podemos entienden que su formación no es la «responsable» de la situación general

La convocatoria de Elecciones Generales para el próximo 10-N todavía no es oficial, pero el Rey Felipe VI decidió este martes que no encargará a ningún candidato intentar formar Gobierno, por lo que disolverá las Cortes y pondrá en marcha el mecanismo electoral que conllevará a una nueva cita con las urnas, en noviembre, la cuarta en cuatro años, algo inusual en la democracia española.
Ante esta situación, los representantes de los distintos partidos políticos en Albacete coincidían ayer en dos cosas: que tener que volver a las urnas es un fracaso y que la culpa no la tiene su partido y es de otras formaciones.
Desde el PSOE, partido que ganó las elecciones, su secretario provincial, Santiago Cabañero, entendió que su líder, Pedro Sánchez, había hecho «todos los esfuerzos» para que «hubiera Gobierno y que ese Gobierno fuera estable», pero lamentó que Unidas Podemos «entró en el mercadeo de sillones» y que ni Ciudadanos ni PP demostraron «sentido del Estado», que entiende que sí demostró el PSOE, en 2016, «cuando nos abstuvimos para que gobernara el PP con Mariano Rajoy, pese a que fue traumático, pero esa fue la directriz y se sancionó incluso a los diputados que no lo cumplieron».

(Más información en la edición impresa).