La eterna sonrisa de Nono se apagó

Redacción
-

Antonio González 'Nono' murió a los nueve años y se hizo popular ya que sus padre abanderaron multitud de actividades para recaudar fondos en pro de la investigación del síndrome de Menkes, enfermedad que padecía el niño

Muere con nueve años Nono, el niño de la eterna sonrisa Foto: Asociación Amigos de Nono

Antonio González, más conocido por todos como Nono, falleció hoy a los nueve años de edad a consecuencia del Síndrome de Menkes que padecía. Desde su nacimiento afectado con una de las enfermedades denominada rara, sus padres, Antonio y Llanos, abanderaron una cruzada en pro de la investigación de la dolencia que daba una corta esperanza de vida a su hijo. Por la causa iniciada por la familia de Nono se celebraron multitud de actividades benéficas, desde mercadillos solidarios a festivales taurinos benéficos, pasando por conciertos y otros actos lúdicos, con los que se recaudaron miles de euros que, en su mayoría fueron destinados a la investigación en el  hospital Sant Joan de Déu (San Juan de Dios) de Esplugues de Llobregat, en Barcelona. Este centro sanitario es el único que tiene activa una investigación sobre el Síndrome de Menkes en España. La familia de Nono firmaron varios convenios con este hospital para que avanzase en sus trabajos sobre esta enfermedad rara.

La enfermedad de Menkes afecta al desarrollo físico y mental del ser humano, ya que el cuerpo tiene problemas para asimilar el cobre, que se acumula en el intestino y en los riñones, lo que pone en peligro la vida del paciente afectado por esta dolencia.