El agresor de joven que perdió un testículo evita la cárcel

M.O
-

La Audiencia Provincial albacetense deja en suspenso la pena de prisión de dos años

El agresor de joven que perdió un testículo evita la cárcel

La Audiencia Provincial celebró ayer la vista oral contra un joven acusado de un delito de lesiones hacia otro en una pelea en la que, tras propinarle una fuerte patada en la entrepierna, la víctima perdió un testículo. El juicio no fue necesario porque las partes alcanzaron un acuerdo de conformidad mediante el cual la sentencia ya es firme, y no puede ser recurrida. El agresor, de iniciales J.A.I.J., acepto dos años de prisión como condena (la Fiscalía pedía cuatro inicialmente), teniendo en cuenta la reparación del daño, pues ya ha indemnizado a la víctima en 35.800 euros; queda por pagar los 3.243 euros que reclamaba el Sescam por el tratamiento médico al lesionado. El agresor evita ir a prisión porque la pena privativa de libertad quedó suspendida, a condición de no delinquir en al menos tres años. Es una posibilidad contemplada en la ley para quienes son delincuentes primarios y no tienen una pena de cárcel mayor a dos años.
La pelea que derivó en la grave lesión ocurrió de madrugada en una calle de Hellín el 7 de octubre de 2017. El acusado propinó un fuerte puñetazo en la frente a la víctima, para seguidamente propinarle una fuerte patada en la entrepierna, que le hizo caer al suelo y perder el conocimiento por unos instantes. El herido sufrió rotura testicular derecha y crisis de ansiedad.

 

Más información en edición impresa