scorecardresearch

Lamentan la frágil inversión de los PGE para la A-32

Ana Martínez
-

El presidente de FEDA califica de «ridícula» la partida de 15 millones para la infraestructura vital, mientras que CCOO y UGT la consideran «insuficiente»

Uno de los tramos sin abrir al tráfico de la Circunvalación Sur de Albacete. - Foto: Arturo Pérez

No ha satisfecho al tejido empresarial y sindical, que venían abanderando una reivindicación histórica que vendrá a potenciar el desarrollo socioeconómico de la provincia de Albacete. Patronal y sindicatos lamentaron ayer la frágil partida inversora que figura en los Presupuestos Generales del Estado de 2022 para la construcción de la autovía Albacete-Linares, la A-32, en su discurrir por la provincia albacetense.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Albacete (FEDA), Artemio Pérez, calificó de «ridícula» la partida presupuestaria de nueve millones de euros para la circunvalación de Balazote, a la que se suma otra de 5,7 millones de euros para acometer la Circunvalación Sur de Albacete capital.

Pérez calculó que con los cinco millones de euros que cuesta cada kilómetro de autovía, a razón de los 140 que todavía quedan pendientes de construir, serían necesarios unos 700 millones de euros para culminar la A-32, por lo que al ritmo de la consignación de los PGE «tardaríamos 40 años en terminar esta infraestructura tan necesaria».

El presidente de la patronal albacetense consideró que, un año más, la provincia de Albacete ha vuelto a ser «minusvalorada» a pesar de que esta autovía, que conectará en un futuro la provincia con Baeza, será vital para el desarrollo socioeconómico no solo de Albacete, sino de otras «grandes olvidadas» como Jaén, añadió.

Artemio Pérez insistió en que los 15 millones de euros para 17 kilómetros de autovía y la culminación de la ronda Sur de la capital, son «claramente insuficientes» para impulsar una vía que comunicaría tres comunidades autónomas y supondría un ahorro en combustible de 50 millones de euros para el transporte por carretera, al tiempo que reduciría en un 35 por ciento los accidentes de tráfico con respecto a los que se producen en carretera convencional.

Cabe recordar que la autovía Albacete-Linares comunicará, una vez finalizada, la capital albacetense con Bailén y permitirá la conexión directa por autovía entre Andalucía, la Comunidad Valencia, Madrid, Murcia y Cataluña, convirtiendo a Albacete en el principal nudo de comunicaciones del Sureste de España. 

Por este motivo, la secretaria provincial de Comisiones Obreras en Albacete, Carmen Juste, valoró ayer las partidas presupuestarias para esta infraestructura, inversión que calificó de «positiva», aunque «insuficiente» para que este proyecto tome impulso y esté finalizado cuando antes. 

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)