La provincia empezó el año con 3.500 viviendas por vender

M.O
-

El excedente de obra nueva al que dar salida se redujo un tres por ciento durante 2018, según datos oficiales del Ministerio de Fomento

La provincia empezó el año con 3.500 viviendas por vender - Foto: Alberto Rodrigo

Hay donde elegir en Albacete provincia para encontrar la casa ideal cuando se tiene la capacidad económica para comprarla. Además de la oferta de pisos y viviendas de todo tipo de lo que se considera segunda mano está el parque de vivienda de obra nueva al que promotores y constructores dan salida conforme añaden nuevos inmuebles. El Ministerio de Fomento calcula cada año cuál es el resultado de esos movimientos, la variación del llamado stock de vivienda nueva, donde se mide el volumen de casas a las que buscar comprador en cada territorio. Los datos actualizados publicados recientemente por el organismo ministerial se refieren a 2018, y según esa estadística en la provincia existen 3.495 viviendas de obra nueva por vender. La diferencia con el año anterior es de una bajada del stock del tres por ciento, aunque en números reales supone reducir el parque solo en 108 viviendas. La diferencia con años anteriores es más notoria: la provincia de Albacete tenía por vender cerca de 4.400 viviendas de obra nueva en 2014, hace un lustro, y a finales del año 2012 se superaban las 5.000, según los mismos datos del Ministerio de Fomento. El mismo ente sostiene que Albacete cuenta con un parque total de viviendas de 220.000, y casi un 28% son segunda residencia.
Los datos de la provincia muestran que no es un territorio con graves problemas de sobreoferta de vivienda, más si se tiene en cuenta que el ritmo de ventas de último año apunta a unas 235 operaciones por mes, cercas de 2.900 al año. Eso sí, son números muy alejados de los que se producían en los últimos años previos a la crisis y el llamado boom inmobiliario: en un año como 2007  se vendieron en la provincia más de 6.200 viviendas de todo tipo, no solo obra nueva. 

menos del uno por ciento. Los datos de ahora indican que esas más de 3.400 viviendas nuevas por vender en la provincia son el 1,59% del parque de viviendas que tiene la provincia, y menos del uno por ciento del stock total nacional. Y es que en España se contabilizaban, al cierre de 2018, casi 460.000 viviendas por  vender, sin contar las de segunda mano. En 2009, hace una década, esa cifra se acercaba a las 650.000.  
La tendencia a la absorción del stock, eso sí, es mayor en el país que en la provincia, con una reducción del excedente del 3,6% el pasado año, frente a esa caída del tres por ciento que marca Albacete. Otras provincias de Castilla-La Mancha sí tienen un problema mayor para dar salida al parque de vivienda de obra nueva, porque se haya construido más o porque se venda menos. Destaca el caso de Toledo, una de las provincia con más peso en el stock nacional, porque en la provincia vecina a Madrid hay más de 20.000 casas de obra nueva en busca de comprador, lo que equivale al 4,9% del parque de viviendas toledano y el 4,5% de todo el stock nacional. Guadalajara sin embargo no tiene ese problema, con apenas 1.100 viviendas alas que dar salida, el dos por ciento de su parque. Cuenca tampoco tiene complicaciones, con 3.238 viviendas de obra nueva por vender, y sí es más acusado el fenómeno en Ciudad Real, con 11.453 viviendas de obra nueva por vender, el 0,62% del parque inmobiliario en vigor. 
Las estadísticas del Ministerio de Fomento concluyen que en el conjunto de Castilla-La Mancha existen casi 40.000 viviendas a las que dar salida, un millar menos que en el año anterior, lo que supone un 2,27% menos de stock. En la región la relación del excedente con el parque total de viviendas dice que el 3,14% de viviendas terminadas son viviendas por vender.

Más información en edición impresa