scorecardresearch

La Mancha Oriental adapta la teledetección al almendro

E.F
-

La Junta Central de Regantes explica cómo aplica el control por satélite de las explotaciones al cultivo que más creció en Albacete durante la última década

Índices de vegetación observados en tres parcelas de almendros con distintos patrones de riego. - Foto: JCRMO

Que una hectárea de almendro no se riega igual que una hectárea de maíz es algo que no se le escapa a nadie. Pero eso también implica que los sistemas de control del riego se deben adaptar a ambos cultivos, como bien saben en la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental (Jcrmo).

Entre 2013 y 2021, la superficie de almendro ha pasado de menos de 20.000 hectáreas más de 60.000 en la provincia de Albacete. Uno de los motivos de la expansión es que este leñoso soporta bien el estrés hídrico, lo que significa que sus dotaciones pueden ir desde los 1.500 metros cúbicos por hectárea de un riego de apoyo a los 5.000 de un riego intensivo.

Ahora bien, regar adecuadamente el almendro requiere tener un adecuado sistema de control del consumo, sea a través de un contador o de una declaración de consumos que, en última instancia, se controla mediante teledetección.

"Estudios colaborativos desarrollados entre los usuarios, la Confederación Hidrográfica y el Servicio de Asesoramiento de Riegos (ITAP) han hecho posible determinar una relación entre las necesidades de riego de los cultivos leñosos y el Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada obtenida mediante teledetección", señala una nota informativa de la Jcrmo.

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)