Elísabet Benavent revoluciona el género romántico

V.M.
-

La escritora valenciana presentó y firmó ejemplares de su última novela, 'Martina en tierra firme', en Popular Libros

Elísabet Benavent presentó su novela en Popular Libros. - Foto: R. Serrallé

La obra de Elísabet Benavent (Gandía, 1984) se ha convertido en todo un fenómeno editorial en nuestro país, después del éxito cosechado con Saga Valeria, Saga Silvia y la trilogía Mi elección, que lleva cerca de  500.000 ejemplares vendidos. La escritora valenciana regresa ahora a la actualidad editorial con Martina en tierra firme (Suma), la esperada segunda parte de Martina con vistas al mar, novela que presentaba ayer a los lectores albacetenses en la Librería Popular.
Poco antes del acto de firma de libros, Benavent reconocía a La Tribuna de Albacete que esta entrega que cierra la serie recoge «la situación en la que han quedado los protagonistas de la anterior, ese maremágnum emocional, salpicado con mucha cocina, emociones intensas, amistad, giros inesperados...»
Esa mezcla característica de romanticismo  con toques eróticos, donde también tiene cabida la ironía y un fino sentido del humor, caracteriza la producción de la autora valenciana. «Es la manera en la que me nace escribir -confesaba-, una especie de código personal donde me siento especialmente cómoda, porque, para mí, lo más importante es entretener y que la personas que se enfrentan a su lectura pierdan la noción del tiempo».
«Esta historia de amor -continúa- presenta muchas luces y sombras e incluiría una especie de mensaje hacia nosotras mismas, para que relajemos ese estado de autoexigencia que nos acompaña siempre y, a veces, puede terminar por bloquearnos».
Elísabet Benavent, licenciada en Comunicación Audiovisual y con un Máster en Comunicación y Arte, reconoce que la espectacular acogida que ha tenido su producción literaria no cesa todavía de sorprenderle. «Estoy contentísima con todo, hay días en que me cuesta incluso creer que lo que está pasando es real, era algo inimaginable cuando comencé a publicar, sin duda está siendo todo un regalo».
En cuanto al seguimiento masivo en las distintas redes sociales, la escritora piensa que es un instrumento que le permite mantenerse comunicada permanentemente con los lectores, «te permite estar como más conectada, más cerca de ellos... desde luego no hay nada más halagador que una acogida como ésta».

«Los personajes mandan». Respecto al tono vitalista que respira su última obra, Benavent aseguraba a este diario que «me gusta creer que soy una persona optimista y esa característica se acentúa en las novelas, lo que no significa que todas mis historias vayan a acabar siempre bien (risas); en cualquier caso creo que ante todo mandan los personajes, son  sus personalidades definidas las que deciden cuál va a ser su final».
Preguntada alguna referencia que le haya marcado como escritora, no duda en citar su admiración por la novelista irlandesa Marian Keyes (una de las fundadoras del subgénero  Chick lit, dentro de la novela romántica).
Elísabet Benavent adelanta que a corto y medio plazo cuenta ya con un proyecto bastante definido, en fase muy adelantada de producción. «Es una obra que pensé no acabaría jamás, una novela que ha estado en estado de construcción permanente durante cinco años, que me acompañó en todo este tiempo de aventura y a la que le tengo un cariño especial».
Finalmente, la autora de En los zapatos de Valeria considera que la revitalización de la novela romántica acaecido recientemente tiene bastante que ve con el boom de Cincuenta sombras de Grey,  de E. L. James. «Es una obra que ha abierto muchas puertas y derribó no pocos prejuicios, porque el género contiene muchos matices, hay multitud de opciones; no obstante pienso que la novela romántica no ha dejado de estar de moda y cuenta con un gran número de lectores fieles», concluye.