Mecenazgo que languidece

Ana Martínez
-

Quizá por abuso, quizá por cansancio, cada vez son menos los proyectos culturales, educativos y sociales que se presentan desde Albacete para conseguir financiación de familiares y amigos

Ha sido -y es- la fórmula que han tenido muchos creadores para poder sacar a la luz sus proyectos más innovadores. Discos, libros, audiovisuales, cortometrajes, ilustraciones… La gran mayoría óperas primas que cientos y cientos de cantantes, compositores, cineastas, poetas audiovisuales, dibujantes y artistas utilizan como tarjeta de presentación con la sana intención de lanzar su carrera.
El crowdfunding o micro mecenazgo se convirtió hace años en un fenómeno de desintermediación financiera, que ha permitido a muchos artistas, autónomos y pequeñas empresas, fundamentalmente vinculadas con el mundo del arte en todas sus disciplinas, recibir una inversión masiva a través de muchos mecenas que hacen pequeñas aportaciones económicas, cuyo montante está vinculado a una recompensa concreta.
El micro mecenazgo o esta financiación colectiva hizo crecer como las setas el número de plataformas dedicadas a esta opción, por la que apostaron muchas personas desde Albacete, una alternativa que, quizá por abuso, quizá por cansancio, se va desinflando.
Basta echar un vistazo a una de las plataformas de crowdfunding más utilizadas, Verkami, para advertir el descenso de proyectos que están en activo, procedentes de la provincia de Albacete: tan solo uno en estos momentos, propuesto por el centro sociocultural autogestionado La Casa Vieja de la capital, que se ha puesto como meta alcanzar los 2.000 euros de recaudación antes del 1 de agosto para el mantenimiento y desarrollo de las actividades culturales y sociales de este proyecto, único en Castilla-La Mancha. Hasta el viernes, 12 mecenas habían participado en este mecenazgo y habían aportado 870 euros.

 

(Más información en edición impresa)