Cáritas crea una ayuda a la vivienda y abrirá 20 economatos

S.L.H
-

Cáritas crea un fondo extra de ayuda al alquiler y abrirá pronto unos 20 economatos en la región. La Institución se ha reinventado a la fuerza para continuar atendiendo como hasta ahora a los más vulnerables de la sociedad.

Cáritas crea una ayuda al alquiler y abrirá 20 economatos

Cáritas, frente a la grave situación ocasionada por la pandemia del Covid-19, ha manifestado desde «el minuto uno» su compromiso con las personas más vulnerables de la sociedad, «trabajando día a día para que esta crisis les afecte lo menos posible». 
Así la Institución en Castilla-La Mancha está respondiendo a un desafío «inimaginable» hace apenas unos meses. Los procesos de atención y los servicios se han tenido que rediseñar para las actuales circunstancias de emergencia sanitaria del coronavirus, también en los recursos residenciales que esta Institución tiene en la comunidad autónoma, explicó a La Tribuna el presidente de Cáritas Castilla-La Mancha, Javier García-Cabañas Araque.
Por ello, las Cáritas Diocesanas de la región han ido desarrollando toda su creatividad y capacidad de innovación para adaptarse y poder seguir atendiendo a uno de los colectivos más vulnerables, como son las personas sin hogar, informó la institución en un comunicado. 
Cáritas crea una ayuda al alquiler y abrirá 20 economatosCáritas crea una ayuda al alquiler y abrirá 20 economatosEl reto del aislamiento ha sido complicado para la ciudadanía en su conjunto, pero también lo está siendo en los espacios en los que conviven muchas personas con diferentes problemáticas asociadas. Cáritas en Castilla-La Mancha ha intensificado todo este trabajo desde que se iniciara la pandemia y esencialmente en los recursos que esta entidad pone al servicio de las personas sin hogar con 6 centros de urgencia, 5 centros residenciales y 2 pisos de autonomía que han atendido desde el comienzo de año a 788 personas, de los que 190 personas han sido atendidas durante los meses fuertes de la pandemia. 
García-Cabañas asegura que hay que mirar al ‘sinhogarismo’ de frente y visibilizarlo, ponerle cara, nombre y apellidos, pues «si para todos ha sido duro el confinamiento para estas personas mucho más». 
Insiste en que esta pandemia debería «de servirnos para conocer y cambiar las condiciones de deshumanización en las que viven las personas más empobrecidas de la sociedad, y que haya un punto de inflexión en las políticas sociales a nivel municipal, regional y estatal, sobre todo en este campo, el de las personas sin hogar». 
El camino ha sido muy duro, reconoce García-Cabañas. «Al principio hubo mucha confusión, pero con el salvoconducto de ser personal esencial pudimos seguir haciendo acompañamiento presencial cuando era preciso» y con la ayuda de las tecnologías «pudimos seguir haciendo valoraciones y acogidas».
Las mayores dificultades, confiesa, las encontraron en la atención en las dos residencias de mayores que tiene Cáritas en la región y en la atención a las personas sin hogar, «muchas de ellas con enfermedades mentales o adicciones» y a quienes el confinamiento les podría resultar mucho más complicado a otra personas. «Temíamos que pudiera haber conflictos, pero no ha habido. La mayoría aguantó hasta las medidas de alivio», celebra.
También recuerda lo complicado que ha resultado la atención en el Hogar 2000, un centro de atención a personas con VIH y enfermedades mentales graves y que, en muchos casos, acompañan con otras patologías crónicas. «Hicimos todos los esfuerzos por garantizar que los servicios estuvieran cubiertos por nuestros profesionales», algunos de ellos acabaron contagiándose, aunque la mayoría fueron asintomáticos.
El asunto de la vivienda ha sido y es también otro quebradero de cabeza para Cáritas Castilla-La Mancha. Según pasaban las semanas, muchas familias fueron expulsadas de las viviendas donde vivían en alquiler ante el temor de los propietarios por no saber qué iba a pasar. Por ello, la Institución creo un fondo extraordinario de ayuda al alquiler, del que se han beneficiado 75 familias hasta la fecha, explica García-Cabañas. 


Abrirán pronto unos 20 economatos. Otra iniciativa novedosa que Cáritas Castilla-La Mancha va a poner en marcha en breve es la apertura de entre 18 y 20 economatos en la comunidad autónoma para brindar alimentos a las familias en estos momentos tan duros. Este proyecto, ‘Cor_iesu’, cuenta con un presupuesto inicial de 100.000 euros. El primer economato, relata García-Cabañas, se está construyendo ya en la ciudad de Toledo y en La Mancha habrá otros ocho más. Asimismo, adelanta que ya se están iniciando las presentaciones en la comarca toledana de La Sagra y en Talavera de la Reina. «Será la mayor red de economatos en España», dijo el presidente regional de Cáritas, que sostiene, no obstante, que ésta va a ser «una época muy dura, quizá la más dura que nadie ha conocido de los que estamos aquí».