El yoga sale a la calle

V.M.
-
El yoga sale a la calle - Foto: R. Serrallé

La monitora Cristina Turpín impartió ayer una sesión basada en las asanas o posturas corporales en el Centro Sociocultural de Carretas

Dentro de las actividades desarrolladas desde el pasado viernes en la capital con motivo de la celebración del Día Internacional del Yoga, que la Asamblea de Naciones Unidas estableció el 21 de junio, el Centro Sociocultural de Carretas acogió ayer sesiones de hatha yoga que corrieron a cargo de Cristina Turpín. 
Tal y como comentaba la monitora, formada en la Escuela Internacional de Yoga, a La Tribuna de Albacete instantes antes de la actividad, el hatha yoga es modalidad conocida por la práctica de las asanas o posturas corporales que aportan a los músculos firmeza y elasticidad, aportando un gran bienestar y equilibrio emocional al individuo. «Busca a través del trabajo del cuerpo ir modificando las cualidades de la mente, trabajaremos sobre todo estiramientos y posturas tipo», puntualizaba esta voluntaria de El Arca de Noé, unas de las asociaciones albacetenses a las que se destinará lo recaudado en las sesiones.
Esta tradición milenaria surgida en la India ha conquistado el mundo occidental, ya que genera una indudable mejora del bienestar humano, produciendo beneficio físicos y psicológicos, tales como la reducción del estrés, el aumento de la concentración, la pérdida de peso, el fortalecimiento de la salud cardiovascular y un incremento de la elasticidad. «Empezamos por el físico y terminamos trabajando la mente, una energía tan sutil que es complicada abordar directamente, por lo que es conveniente una práctica continuada, además nunca es tarde para aproximarse al yoga, porque sus disciplinas se adaptan a todo tipo de personas y no tiene ningún carácter competitivo», añadía Turpín poco antes de dirigir una sesión a una veintena de personas, en su mayoría mujeres.
Por su parte, Yoana López y Rosela Mesiano, profesoras y coordinadoras de esta iniciativa, destacaban que la filosofía que se persigue con estas actividades es «aproximar el yoga a la calle y solidarizarla colaborando con asociaciones de Albacete, dándole un sentido más amplio a la palabra, que es unión», aseguraba la primera de ellas.

(Más información en la edición impresa).