La ordenanza sobre el uso de patinetes se tramitará en enero

T.R
-

La Policía Local ya puede sancionar a los que infrinjan la norma, según dicta la DGT en la nueva instrucción

Usuarios de patinetes eléctricos participan en una concentración en el centro de la ciudad. - Foto: Víctor Fernández Molina

Debido al creciente aumento de vehículos de movilidad personal que están proliferando en las zonas urbanas, donde este tipo de vehículos se han convertido en un medio alternativo de desplazamiento para los ciudadanos, la Dirección General de Tráfico (DGT) acaba de publicar una instrucción  transitoria en la que establece una serie de criterios clarificadores dirigidos a usuarios de estos vehículos, ayuntamientos y agentes de la autoridad, hasta que se publique la normativa, es decir, la modificación en trámite del Reglamento General de Vehículos que va en la misma línea de lo que se está debatiendo en la Unión Europea, situación que no se producirá hasta que no se constituya el nuevo Gobierno de la nación.
Además, la nueva instrucción viene a derogar la que estaba vigente del año 2013 y supone un primer paso para la regulación de estos vehículos.
Así desde que se publicara esta instrucción a finales de la semana pasada, los comportamientos indebidos en este tipo de vehículos y que son objeto de denuncia serán sancionados por la Policía Local. En concreto, los usuarios de patinetes eléctricos tienen la obligación de someterse a las pruebas de alcohol y drogas, siendo sancionados, con la misma cuantía económica que si condujeran otro vehículo, en caso de sobrepasar las tasas de alcohol (entre 500 y 1.000 euros en función de la tasa). En caso de negarse a someterse a dichas pruebas, serán denunciados como infracción administrativa y si el conductor da positivo a alcohol o droga su vehículo será inmovilizado, tal y como ocurre con el resto de vehículos.
En el caso de Albacete, de momento, la ciudad no dispone de una ordenanza municipal para regular el tránsito de este tipo de vehículos, aunque trabaja en ello.
El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Albacete, José González, señaló que «desde el equipo de Gobierno estábamos esperando que se publicaran estas instrucciones para aprobar la modificación de la ordenanza que sea válida, si lo hubiéramos hecho antes y no se adaptara a las instrucciones de la DGT ahora tendríamos que modificarla, como le ocurre a muchas ciudades que habían regulado antes de las instrucciones».
De hecho, González indicó que ya hay un borrador de ordenanza, que está a disposición de los grupos políticos de la oposición, y que será a principios de año próximo, en 2020, cuando el equipo de Gobierno empezará a tramitar la modificación de la ordenanza de circulación de la ciudad, que recogerá los requisitos que deben cumplir los usuarios de patinetes.
Por su parte, el presidente de la Asociación de Vehículos de Movilidad Personal de Albacete (VMP), Rafael Merino, aseguró que la publicación de esta instrucción por la DGT, que introduce algunos cambios respecto al borrador del mes de marzo, es un primer paso, porque «ya tocaba armonizar a nivel nacional este tema, después de que desde asociaciones como la nuestra llevamos años pidiendo que se regule este asunto».
Pese a ello, Merino subrayó que «esta instrucción no cubre lo que sería deseable en esta ciudad», que en la última estimación realizada  antes del verano hablaba de que en la capital había un censo aproximado de patinetes eléctricos de en torno a un millar.
Además, criticó la tardanza por parte del Ayuntamiento en regular sobre este tipo de vehículos, «que cada vez se están imponiendo más como alternativa económica y fácil de transportar para los ciudadanos», teniendo en cuenta que «hay mucho margen para regular, porque cada ciudad tiene unas necesidades y una tipología diferente».
(Más información en edición impresa).