Page e Iceta se enfrentan por 'la crisis de la vaselina'

J.A.J
-

El líder de los socialistas catalanes tacha el recurso de Page a la vaselina para hablar del diálogo con ERC de "palabras inoportunas". Page exige a Iceta que le defienda ante «tanto insulto» por defender la unida de España.

Page respondió a Iceta tras participar en un acto en Guadalajara.

«Yo para -el Día de- Reyes lo que no quiero, como no creo que quiera ningún español y española es vaselina. Queremos tener unos buenos Reyes, un buen 2020 y tener la conciencia tranquila». Estas palabras pronunciadas el pasado miércoles por el presidente de la Junta y secretario regional del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, han desembocado este viernes en un agrio enfrentamiento entre este y su homólogo aragonés, Javier Lambán, con su correligionario Miquel Iceta, líder del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC), enmarcado en el complejo diálogo de los socialistas con los independentistas catalanes de ERC para que permitan la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno de España. Negociación a la que se refirió Page con el resbaladizo recurso a la vaselina.
El prólogo de esta bronca lo ponía el pasado jueves el coordinador autonómico de Izquierda Unida. Juan Ramón Crespo, quien posiblemente tenía en la mente la vinculación de la vaselina con determinadas prácticas de carácter sexual, y no dudó en una comparecencia ante la prensa en descalificar las palabras de Page. Le reprochó que «esté más atento en bombardear la posibilidad de formar un Gobierno, lanzando discursos homófobos que no interesan, ni le benefician a nadie».
Las palabras de Page también generaron una enorme polvareda en las redes sociales. Sirva de ejemplo un ‘tuit’ del diputado del PSOE en el Congreso Odón Elorza, muy próximo a Sánchez, quien afirmó que «ni entiendo ni quiero entender el mensaje de García-Page»
Sin embargo, la controversia escalaba el viernes. En otra comparecencia ante los medios, Miquel Iceta respondía a las declaraciones de Page y otras del presidente de Aragón, quien tildó a ERC de «partido indeseable para la gobernabilidad». El primer secretario del PSC instó a sus homólogos castellano-manchego y aragonés a comportarse con «respeto» aunque tengan discrepancias políticas con las negociaciones con ERC para la investidura. Añadió que las palabras de ambos son «inoportunas» y «no parecen propias de presidentes de una comunidad autónoma».
Lejos de una rectificación, Page reaccionaba poco después ante las palabras de Iceta sintiéndose ofendido. Desde Guadalajara, pidió al líder socialista catalán que, ya que le pide «respeto» con los independentistas, le gustaría también que él le defendiera ante «tanto insulto y ataque» que recibe cuando defiende la igualdad y unidad de España. Y defendió su derecho a expresarse sobre las negociaciones PSOE-ERC, ya que «sobre toda España hablan todos los españoles y todo el PSOE también». E incluso, acusó a Iceta de usar una doble vara de medir, recordándole que «yo no he llamado xenófobo a Torra, hay quien lo ha hecho -en referencia, entre otros, a Pedro Sánchez- y ahí no le he visto para nada protestar al compañero Iceta» y el enfado del propio Iceta contra el independentismo cuando frustró su pasada candidatura a la Presidencia del Senado.
También el aragonés Lambán plantó cara a Iceta, asegurando que  «yo creía que negarnos el derecho a opinar a los demás era algo propio de los independentistas» y que «el supremacismo está haciendo estragos en Cataluña».
el psoe de clm cierra filas con page. Por su parte el PSOE regional, por boca de su diputada regional Diana López, cerraba filas con Emiliano García-Page ante las críticas de Iceta. López recordaba a Iceta sus «meteduras de pata», afirmando que respetaba «muchísimo» las críticas del líder catalán, pero echándole en cara la controversia que generó al proponer indultos para los presos del ‘proces’.