La región recibirá 629 millones en inversiones, 43 más

L.G.E.
-
El almacén de residuos nucleares tiene una planificación presupuestaria hasta 2022 - Foto: Reyes Martínez

Sánchez sube sus presupuestos para Castilla-La Mancha frente a los últimos de Rajoy. Para el almacén de residuos nucleares hay 69 millones planificados, a pesar de que está paralizado

El Gobierno de España tiene previsto gastar en Castilla-La Mancha más dinero este 2019 que el año pasado. Figura así en los Presupuestos Generales del Estado que ayer mismo se publicaron en lo referente al apartado de inversiones. En los últimos presupuestos de Rajoy, los de 2018, Castilla-La Mancha tuvo consignados 586,17 millones de euros, mientras que en los primeros de Sánchez recibirá 629,45 millones, que son 43 más. En términos porcentuales, implica un crecimiento del 7,3%.
El caso es que esa subida puede ser en realidad mayor que la que aparece reflejada en los papeles del Ministerio de Hacienda. Se debe a que una parte de las inversiones presupuestadas para 2018 iban al  almacén de residuos nucleares de Villar de Cañas, en Cuenca. En concreto Rajoy presupuestó 144 millones de euros para este proyecto, pero esa cantidad no se ha ejecutado dado que la iniciativa está paralizada. El Gobierno de Pedro Sánchez decidió revisar tanto el emplazamiento como el proyecto en sí.
Con todo, el ATC sigue teniendo un reflejo en los presupuestos. En los de 2019 el Gobierno de España ha rebajado su planificación de inversión, pero sigue manteniendo una parte no desdeñable. En concreto, son 68,3 millones que aparecen consignados en las inversiones de la Empresa nacional de Residuos Radioactivos (Enresa). Esos casi 70 millones destinados al ATC suponen la mitad de las inversiones para la provincia de Cuenca y el 10,8% de todas las inversiones del Estado en la región. Es decir, que si al final el almacén de residuos nucleares se construye, la región perderá este año uno de cada diez euros en inversiones, a menos que se reconduzcan a otros proyectos.
Además los presupuestos que ayer llevó la ministra al Congreso de los Diputados hacen una planificación plurianual del silo nuclear. El coste total está en los 670 millones y se ha programado hasta 2022, añadiendo 130 millones en los futuros presupuestos de 2020, 203 millones para 2021 y otros 176 millones para 2022.
Más madera al tren. Si se descuenta el ‘efecto ATC’ tanto de los presupuestos de 2018 como de los de 2019, las inversiones para la región mostrarían un mayor incremento. En concreto, serían de 119 millones de euros. ¿Y a qué se destina esa subida? Pues sobre todo al tren.
En 2018 los presupuestos de Adif consignaban 96,65 millones de inversiones en la región, mientras que los de este año ponen 91 más y llegan a la cifra total de 187,7. Crecen tanto las inversiones de tren convencional como las de alta velocidad. En el tren convencional, Adif planificó un presupuesto de 29,95 millones el pasado año, pero para 2019 lo duplica y llegará a 65,9 millones.
En el caso de la alta velocidad, en 2018 se presupuestaron 66,7 millones, mientras que en 2019 se superan los 121 millones. En el apartado de alta velocidad hay un par de matizaciones que hacer. Por un lado, al igual que ocurre con lo del ATC, en 2018 se planificaron 12 millones para inversiones de alta velocidad en la región para la línea que va de Madrid a Extremadura, aunque todavía no está ni siquiera cerrado el trayecto a su paso por la provincia. Por otro lado, la mayor parte de las inversiones en tren para 2019 en la región se dirigen a líneas que ya están en explotación.
El Ministerio de Fomento, que es el que hace las inversiones en carreteras, dedicará  226 millones de euros en 2019 en la región, mientras que el año pasado tenía 209.