La provincia suma 4.500 dependientes más que en 2015

T.R
-
Dos dependientes con andadores pasean por la calle. - Foto: [Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez; Eugenio Gutiérrez

La reconstrucción del Sistema de la Dependencia fue posible gracias al refuerzo de personal de los Equipos de Valoración

Los datos del Sistema de la Dependencia correspondientes al mes de mayo en la provincia de Albacete muestran un crecimiento vertiginoso y progresivo de solicitudes activas, de beneficiarios y del número de prestaciones de las que disfrutan los usuarios que tienen asignado un plan de atención individual (PIA) por tener concedido algún grado de dependencia.
Sirva como ejemplo que el número de personas que ahora se benefician del Sistema de la Dependencia en la provincia de Albacete ha crecido en cuatro años en 4.500 usuarios, un 52,52% más, entre los 8.563 que había en julio de 2015 y los 13.060 que disfrutaban de alguna prestación al cierre del pasado mes de mayo.
Mayor ha sido el crecimiento en este mismo período del total de prestaciones que reciben los dependientes albacetenses, que aumentó en 4.867 (un 43,13%), al pasar de 11.285 de julio de 2015 a 16.152 del momento actual.
A pesar de que el volumen de peticiones que reciben en el Servicio de la Dependencia de Albacete de la Dirección Provincial de Bienestar Social es mayor que hace cuatro años, los tiempos de espera para la tramitación y resolución de los expedientes se han reducido de manera importante, como también ha ocurrido en el conjunto de la comunidad autónoma.
No obstante, la directora general de Atención a la Dependencia en Castilla-La Mancha en funciones, Ana Saavedra, aseguró que «nos falta un paso para avanzar más y ser más ágiles», aunque reconoció que «el Sistema de la Dependencia es un sistema que está vivo y en permanente cambio y actualización, por lo que cada expediente tiene un tiempo determinado de resolución».
Eso sí, los equipos de valoradores de cada provincia siempre tratan de ceñirse a los seis meses de plazo que marca la Ley de Dependencia para emitir una resolución favorable o desfavorable siempre desde la fecha de presentación de la solicitud. «No todos los expedientes tienen un mismo comportamiento, los hay que se resuelven en cuatro meses y otros que se demoran a los ocho», agregó Saavedra, que indicó que en el conjunto de la región se ha pasado de una media de 660 solicitudes nuevas que se tramitaban al mes en el año 2014 a 1.495 del momento actual, llegando la cobertura del Sistema de la Dependencia al 90% de las personas que lo necesitan.
De hecho, Saavedra precisó que en la provincia de Albacete el incremento de solicitudes nuevas de dependencia que se tramitan cada mes subió esta legislatura en un 5,60%.
(Más información en edición impresa)