El Parlamento de Turquía autoriza el envío de tropas a Libia

Europa Press
-

'Luz verde' para apoyar al Gobierno reconocido por la ONU y acosado por las milicias del general rebelde Jalifa Hafter. Constituye la primera vez que el Gobierno de Estambul se prepara para enviar soldados a combatir en un país no limítrofe

El Parlamento de Turquía autoriza el envío de tropas a Libia - Foto: STR

El Parlamento de Turquía ha autorizado el despliegue durante un año de tropas en Libia para apoyar al Gobierno reconocido por la ONU y que encabeza Fayez Serraj frente a la ofensiva militar lanzada por el mariscal de campo Jalifa Haftar.

La moción, aprobada por 325 votos a favor y 184 en contra, permitirá al Gobierno turco decidido sobre el momento y el alcance del eventual despliegue así como el número de efectivos a enviar al país norteafricano.

La medida había sido promulgada por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y remitida el lunes al Parlamento para su aprobación, donde se esperaba que saliera adelante sin problemas ya que el Partido Justicia y Desarrollo (AKP) del mandatario y sus aliados del Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), gozan de mayoría.

Turquía apoya al Gobierno libio respaldado por la ONU y que tiene su base en Trípoli, el cual, según Erdogan, ha pedido a Ankara el envío de tropas para hacer frente a la ofensiva de Haftar, que cuenta con el respaldo del gobierno afincado en el este de Libia.

La principal formación opositora, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), el pro-kurdo Partido Democrático del Pueblo (HDP) y el conservador Iyi ya habían adelantado que votarían en contra del envío. Esta es una "llamada al desastre", ha defendido el diputado del CHP Unal Cevikoz, añadiendo que se trata de un "mandato de guerra para enviar a soldados turcos a luchar en Libia en lugar de un mandato para apoyo humanitario".

El apoyo de Turquía al Gobierno libio solo animará a los aliados de Haftar a que incrementen su respaldo y empeore la crisis, ha alertado Cevikoz, sugiriendo en lugar de ello el despliegue de una misión de paz de la ONU.

Por su parte, el diputado del AKP Ismet Yilmaz ha sostenido que no cabe esperar a que Turquía se quede sentada sin hacer nada mientras Libia pide ayuda. "Este mandato apoyará el alto el fuego y la estabilidad en Libia", ha añadido Yilmaz, rechazando las críticas de la oposición de que el envío de tropas intensificará las tensiones. Las fuerzas de Haftar cuentan con el respaldo de Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Rusia.

"Estamos enviando a nuestros hijos a convertirse en mártires en el desierto libio", ha denunciado por su parte el diputado de Iyi Aytun Ciray, que ha defendido que Turquía no debería posicionarse por ninguna de las partes enfrentadas en Libia. Turquía no necesita implicarse en nuevos conflictos en la región, ha insistido, alertando de que los soldados turcos podrían verse "en una situación como la de Vietnam" en Libia.