Quejigo quería un "proyecto sólido y fuerte"

Juan Carrizo
-

El técnico del Fundación Albacete renovó después de tener claro que la apuesta del club sería volver a luchar por el ascenso a la Liga Iberdrola, para lo que "vamos a manejar un presupuesto parecido"

Miguel Ángel Quejigo, entrenador del Fundación Albacete. - Foto: Rubén Serrallé

El club decidió la renovación de Miguel Ángel Quejigo para que el técnico madrileño pueda terminar lo que se quedó sin hacer la temporada ya terminada, regresar a la Liga Iberdrola. Quejigo considera clave en su renovación que el club volviera a tener un proyecto ambicioso, recordó los problemas al perder puntos con equipos de la parte media baja y espera tener este año una plantilla todavía más competitiva.
¿Esperaba la renovación?
Pues sí. Yo quería tener claro si de verdad el club iba a apostar por un proyecto fuerte y sólido, porque estaba muy a gusto allí y en esas condiciones iba a ser fácil llegar a un acuerdo. Tanto Carlos del Valle como Víctor Varela me dieron a entender que estaban a gusto conmigo, que querían que siguiera y a mí, como digo, sólo me interesaba saber si el proyecto seguía adelante para llegar a un acuerdo.
Había equipo para luchar por el ascenso pero, más allá del precipitado final, la cosa estaba complicada.
Faltaban ocho jornadas y estábamos en una posición que nos iba a permitir luchar hasta el final. Es cierto que nos hubiera gustado fallar menos, sobre todo en ese mes de enero que se nos hizo muy cuesta arriba, con varias salidas como Levante, Alhama y Santa Teresa donde perdimos muchos puntos y eso repercutió en no estar arriba del todo en el momento del parón. Creo que teníamos jornadas asequibles, mientras que tanto Santa Teresa como Granada tenían un calendario más complicado. Quedaban muchos puntos en juego y estábamos en disposición de disputar el primer puesto.
Pero las derrotas contra el Santa Teresa hicieron daño.
Es evidente que perdimos seis puntos, pero ganando uno de esos dos partidos habríamos estado arriba porque en el golaverage con el Granada salíamos favorecidos. Pero los puntos que más nos perjudicaron y nos dolieron fueron los que perdimos contra rivales sobre los que a priori éramos superiores. El empate en Cáceres, el empate en Córdoba, con Alhama perdimos uno y empatamos otro. Son puntos contra rivales de mitad de tabla para abajo con los que, habiendo sido más solventes, habríamos tenido números más equilibrados. Luego, los partidos contra Santa Teresa, se pueden ganar o se pueden perder, como pasó, pero nos sentimos suficientemente superiores como para haberlos ganado.
Para este segundo año se trae a un nuevo ayudante.
Se une al proyecto Roberto Cantarero, con el que ya he trabajado en el Rayo Vallecano. El último año estuvo en el Alcorcón femenino y es de mi confianza. Se lo propuse y le gustó. Ya estamos trabajando codo con codo en la nueva temporada. Vítor Martín va a pasar a coordinar temas de metodología en la cantera masculina, una figura que no tenía el club.
El año pasado, con los cambios, había incertidumbre sobre cómo sería la competición, incluso con el tema de ascensos, y este año va camino de lo mismo, ya que habrá más equipos.
De momento no sabemos como lo van a estructurar. Se tiene que jugar el playoff de ascenso a Reto Iberdrola. No sabemos ni los que vamos a competir ni cuando se va a iniciar. Nosotros calculamos empezar en agosto como si fuéramos a empezar normal y nos iremos ajustando conforme tengamos noticias de la Federación.
La plantilla ha sufrido bajas y ya tiene nuevos fichajes.
Ya lo tenemos casi todo cerrado. Nos hacía falta organizar el equipo, hacerlo más competitivo, si cabe, en todas las líneas, darle una vuelta de tuerca más. Con la no renovación de Belén Potassa y la baja de Carla, tenemos que ajustar la parte de arriba, pero el bloque general se queda y contentos porque el proyecto sigue adelante. Nos faltaría todavía una central y alguna jugadora más de ataque. Dos o tres fichajes más.
¿Imposible contar con Carla Bautista?
Ella estaba cedida por la Real Sociedad, queríamos que se quedara e hicimos un esfuerzo, pero los equipos de Liga Iberdrola está buscando jugadores jóvenes con esa proyecto y seguramente vaya a Primera División y sólo podemos desearle que le vaya bien. Las dos partes queríamos su continuidad, pero cuando se mete por en medio un equipo de superior categoría es complicado.

 

(Más información en la edición impresa)