Promoción de Autonomía Personal para 6.800 usuarios

Teresa Roldán
-

La Asociación de Familiares y Enfermos de Parkinson de Villarrobledo gestiona cuatro Sepap, uno en la localidad, que fue pionero en la región, y tres itinerantes

Una de las psicólogas del centro realiza una terapia psicológica con la usuaria del Sepap María Teresa Iniesta, a través de una ‘tablet’. - Foto: NEUROVILLA

Castilla-La Mancha cuenta con un catálogo de servicios y prestaciones económicas con el fin de hacer la vida más fácil a las personas con situación de dependencia reconocida en alguno de los grados establecidos por la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia. El Decreto por el que se establece este catálogo se aprobó en enero de 2016.
Todos los servicios que se recogen en este documento se prestan a través de los centros y servicios de titularidad pública, así como los de titularidad privada, concertados o convenidos, debidamente autorizados o acreditados conforme a la normativa aplicable. La prioridad en el acceso a los servicios viene determinada por el grado de dependencia y, a igual grado, por la menor capacidad económica de los beneficiarios.
Así, en Castilla-La Mancha se puede acceder al Servicio de Promoción de la Autonomía Personal, y Prevención de la Dependencia (Sepap), la Teleasistencia, la Ayuda a Domicilio, al servicio de Centro de Día, a una plaza residencia o recibir una ayuda económica.
Una usuaria ejercita la piernas junto al terapeuta David LucasUna usuaria ejercita la piernas junto al terapeuta David Lucas - Foto: NEUROVILLAEs precisamente el Sepap, junto con la Teleasistencia, una de las prestaciones que más ha crecido en Castilla-La Mancha por su demanda entre las personas dependientes, en especial, las de grado I.
En la actualidad, según datos facilitados por la Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha son casi 7.000 las personas dependientes que se benefician de este servicio, un centenar más se han incorporado en el último mes como perceptores, y respecto a julio de 2015 el incremento es del 90%, con más de 3.200 usuarios más.
El Servicio de Promoción de la Autonomía Personal MejoraT que es el nombre que recibe en la comunidad autónoma consiste en el desarrollo de terapias de rehabilitación, con sesiones de Fisioterapia, Psicología, Logopedia, y Terapia Ocupacional, entre otras, que permiten a las personas dependientes realizar con una mayor autonomía las actividades de la vida diaria.
Precisamente la Asociación de Familiares y Enfermos de Parkinson y otras Patologías Degenerativas de Villarrobledo fue pionera en el conjunto de Castilla-La Mancha en la puesta en marcha del Sepap, con el desarrollo de un proyecto piloto en 2014 que con el paso de los años ha ido creciendo de manera notable con más usuarios.
David Lucas es el terapeuta ocupacional del centro Neurovilla que gestiona la Asociación de Parkinson de Villarrobledo, uno de los profesionales que trabaja día a día con las personas que se benefician de las terapias que ofrece el Sepap-MejoraT de este centro. Lucas reconoce que los comienzos de este servicio fueron difíciles, «sobre todo, porque había mucha gente que desconocía su existencia y había que informar a la gente de los beneficios que tenían para ellos los tratamientos de Fisioterapia, Terapia Ocupacional o Psicología, no ya sólo cuando una patología está presente sino para prevenir situaciones futuras de dependencia. Sin embargo, la situación ha cambiado y hoy en días estamos muy contentos del recorrido realizado y de que tengamos en nuestro centro todas las plazas del Sepap cubiertas».
Plazas. En la actualidad el centro de la Asociación de Parkinson y otras dolencias degenerativas de Villarrobledo oferta 65 plazas de Sepap, que están al cien por cien de ocupación. Incluso tienen lista de espera, pequeña, porque se trata de una prestación que fluctúa mucho con altas y bajas constantes, «lo que demuestra que este programa ha tenido una gran aceptación ent oda la comarca».
Además desde 2016 la asociación villarrobletana también gestiona otros tres Sepap itinerantes más: en la zona de El Ballestero, que atiende a población dependiente de El Bonillo, El Ballestero; Lezuza, Tiriez, Los Chospes, El Robledo, Barrax y Balazote; en la zona de Tarazona de la Mancha, que llega a usuarios de Villalgordo del Júcar, Tarazona de la Mancha, Fuentealbilla, Madrigueras y Valdeganga; en la comarca conquense de Motilla del Palancar, que además de este municipo abastece a Casasimarro, Enguídanos, Campillo de Altobuey, El Peral y Villanueva de la Jara. Entre los tres servicios itinerantes el número de usuarios atendidos se eleva a 230.
Durante un par de horas un par de días a la semana los profesionales del Sepap ofrecen tratamientos trasdiciplinares, donde profesionales de diferentes disciplinas (fisioterapeutas, psicólogos o terapeutas ocupaciones) van rotando con las personas beneficiarias, «con el objetivo de mantener a las personas dependientes el mayor tiempo posible en su entorno y en su domicilio, sobre todo, en localidades más pequeñas donde además no existen otras prestaciones para la rehabilitación de estas personas».
El terapeuta ocupacional del Neurovilla explicó que el «Sepap es un servicio muy completo desde el punto de vista terapéutico».
Lo primero que hacen los responsables de este programa cuando los Servicios Sociales derivan a un  usuario para beneficiarse de esta prestación incluida en el catálogo de la Ley de Dependencia es hacer una valoración integral de cada caso (en la que intervienen fisioterapeutas, terapeutas ocupaciones, psicólogos y logopedas, así como trabajadores sociales).
Tras la valoración inicial con test estandarizados los profesionales detectan las necesidades terapéuticas que tiene cada usuario y establecen un plan de atención individual para cada uno de ellos.
Además, para muchas de estas personas con valoración de grado 1 de dependencia de Castilla-La Mancha, la mayoría de ellas con pensiones mínimas, costearse estos servicios altamente especializados, y «con una alta tasa de calidad» resultaría casi imposible, y sin embargo, gracias al Sepap y a la financiación que de todos los que hay distribuidos por la geografía regional hace la Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha al usuario le salen las terapias gratis.
Aunque los servicios de Promoción de la Autonomía y Prevención de la Dependencia cada vez son más conocidos por la población, David Lucas indicó que «todavía observamos que existe un gran desconocimiento sobre esta prestación, así como que no hace falta tener muchas limitaciones para poder acceder al mismo, ya que su objetivo principal es la prevención de la dependencia o que de existir una situación de dependencia ésta no vaya a más».
Ventajas y ahorro. Los beneficios y ventajas para todas las personas que hoy se benefician de esta prestación son tales que para muchos usuarios ha sido su mejor medicina. Gracias a la ayuda de estas terapias y a su fuerza de voluntad por superarse han logrado mejoras tanto a nivel físico como psíquico que nunca experimentaron tras muchos años de tratamiento farmacológico.
«Desde 2014 que llevamos prestando en la asociación de Villarrobledo este servicio hemos visto cómo los usuarios mejoran en algunas limitaciones que tenían en su día a día, pero lo más importante, es que aumenta su nivel de autonomía para poder valerse solos en su vida diaria, algo que es muy importante, porque muchas de las personas que llegan al Sepap tienen patología neurológica y poder frenar el avance de sus dolencias y darle más calidad de vida a los años que vivan es muy importante, porque en caso de que necesiten otro recurso de apoyo, tal y como contempla la Ley de Dependencia, lo vamos a retardar en el tiempo, con lo que evitamos consultas a otros profesionales sanitarios, institucionalización, o aumento del consumo de fármacos», agregó Lucas.
Aumentar por tanto los recursos económicos y la financiación en este tipo de dispositivos sociosanitarios incluidos en el catálogo de la Dependencia, en opinión del terapeuta ocupacional de la Asociación de Parkinson es rentable «porque la inversión que se hace en el Sepap repercute en un ahorro por ejemplo en el sistema sanitario».