La producción crecerá un 30% de cara a 2030

SPC
-
La producción crecerá un 30% de cara a 2030

Se alcanzarán los 123 millones y la industria enfrentará desafíos como la movilidad eléctrica

La producción mundial de automóviles crecerá un 30% de cara a 2030, hasta alcanzar 123 millones de vehículos fabricados, según el informe La futura estructura de la industria del automóvil - FAST 2030, elaborado por la consultora Oliver Wyman. 
En este contexto, explica que los fabricantes y proveedores globales se enfrentarán a los siguientes desafíos en los próximos años: vehículos conectados y autónomos, movilidad eléctrica, industria digital, nuevos canales de distribución de pago por uso, un cambio en la estructura de clientes y la mejora de la interfaz hombre-máquina. 
 El estudio augura un cambio en la estructura de clientes, pasando de un sistema basado en el automóvil en propiedad a uno enfocado en el coche compartido, lo que se denomina «movilidad bajo demanda». 
De este modo, se espera que en Europa aumente un 95% el uso del vehículo compartido para 2040 en comparación con su uso en propiedad, el avión o el tren. Por su parte, en EEUU este porcentaje representará un 144 y un 358 en China. 
No obstante, Oliver Wyman destaca que el impacto global del aumento del uso compartido sobre las ventas será muy limitado para 2025, con una leve disminución del 1% en el total de matriculaciones. 
Además, la consolidación de la movilidad eléctrica es otro de los cambios a los que se enfrentará la automoción en los próximos años. El informe refleja un fuerte incremento de la movilidad eléctrica entre 2020 y 2025, debido al endurecimiento de la regulación de emisiones, dando lugar a que más del 60% de las ventas corresponda a coches de propulsión eléctrica. 
En China, uno de cada tres automóviles vendidos será totalmente eléctrico de cara a 2030, mientras que Europa alcanzará una cuota del 25% de coches de batería y en Japón y en EE.UU. se espera una proporción relativamente alta (60%) de híbridos. 
CONDUCCIÓN AUTÓNOMA. La consultora detalla en su estudio que los automóviles alcanzarán un nivel de automatización completo entre 2025 y 2030, aunque solo el 15% corresponderá a los completamente autónomos. 
«La industria se enfrenta a una tormenta perfecta entre la nueva tecnología transformadora y un cambio en el comportamiento del cliente. Habrá momentos complicados, que no solo afectarán a los fabricantes sino también a los proveedores, muchos de los cuales deberán reevaluar sus estrategias de negocio actuales para seguir siendo competitivos en el futuro», explica el autor del informe, Joern Buss.