Las ventas de motores diésel caen en Albacete un 9,2%

M.O
-

Pese a la caída de matriculaciones de motores con este combustible, los concesionarios albacetenses lograron mejorar sus cifras de negocio un 4,5% en 2019 respecto al año anterior

Las ventas de motores diésel caen en Albacete un 9,2% - Foto: VÁ­ctor Fernández Molina

Los concesionarios de la provincia albacetense cerraron un 2019 con un incremento de matriculaciones que tiene que ver sobre todo con las compras de las empresas de alquiler, porque tanto el mercado de particulares como el de empresas presenta números negativos. Lo hace también el mercado de los motores diésel, penalizado por los tiempos de restricciones que pesan sobre sus emisiones, más contaminantes que las de otras formas de carburante. Aumentan a la vez las ventas de motores híbridos, eléctricos y gas, aunque son todavía minoritarios en el sector de automoción de Albacete, y no representan todavía ni el nueve por ciento de las matriculaciones.
Los datos del balance de 2019 los recogía ayer un comunicado de las asociaciones empresariales de concesionarios, Anfac, Faconauto y Ganvam. En total, en la provincia se matricularon durante el año recién finalizado 6.796 turismos y todo terrenos, un 4,49% más que en 2018. Dentro de Castilla-La Mancha, el de Albacete es el único dato de crecimiento de ventas junto al de Toledo, porque en las otras tres provincias descienden las ventas, como ocurre también en el conjunto de España, con un 4,8% menos de matriculaciones. A esta diferencia entre la evolución del negocio en la provincia y la evolución del negocio en todo el país contribuyen las compras hechas por empresas de alquiler de vehículos: 1.418 matriculaciones nuevas corresponden a estas empresas, frente a las 759 del año anterior, lo que supone un crecimiento de casi el 87%. A la vez, las ventas a particulares cayeron en Albacete un 7,43%, y las ventas a empresas se redujeron un 3,63%. Así, uno de cada cinco vehículos matriculados en la provincia era un coche para una empresa de alquiler.
SEGÚN CARBURANTE. Dentro de las matriculaciones formalizadas en la provincia son las de turismos y todo terrenos con motores de gasolina las que más aumentan, un 10,6%, y suponen el 56% de todo el mercado, lo que equivale a que más de uno de cada dos vehículos que se matriculan en Albacete son de motor de gasolina. Crecen así estas ventas, casi en la misma proporción en la que cayeron las de vehículos con motor diésel. Los 2.392 turismos y todo terrenos matriculados en la provincia en 2019 son un 9,2% menos de ventas respecto a 2018.